En los últimos años, el gobierno islamista turco ha llenado de alminares el perfil de Estambul, en un afán por construir grandes mezquitas que no tiene parangón en la historia del país y solo comparable en magnitud a lo levantado durante los años posteriores a la conquista otomana de la ciudad.

El último proyecto aprobado y que se materializará en los próximos años será la Nueva Mezquita de Taksim, una vieja ambición del gobierno de Estambul; un majestuoso edificio que ha sido reconfigurado en innumerables ocasiones y cuyo diseño ha evolucionado desde una mezquita desbordante en lo arquitectónico y abierta a otros cultos no islámicos, a otra con influencias de estilo Art Decó, pero más clásica en su concepción y con mayor impacto visual en el entorno.

nueva mezquita de Taksim

Imagen de la nueva mezquita de Taksim cuando este finalizada

El objetivo del proyecto no es solo dar servicio a la comunidad islámica que vive en la zona, sino controlar a través de la religión una plaza como la de Taksim, cargada de gran simbolismo republicano y de lucha por los derechos sociales, la cual, además, durante muchos años sirvió como puerta de entrada a una de las principales áreas de residencia de las minorías cristianas.

La mezquita competirá en altura (30 metros) con las cercanas iglesias de Aya Triada  y Surp Hovhan Vosgeperan y tendrá capacidad para alojar a 2600 fieles en oración. La misma se construirá en la parte trasera de la galería de arte Taksim -Maksem, en un solar anteriormente utilizado por la policía para alojar material propio.

No sabemos como la nueva mezquita se integrará en la identidad abierta y cosmopolita de Taksim, pero es evidente que la misma va a cambiar para siempre el perfil y el ambiente sonoro del que es considerado el verdadero corazón de Estambul.

Proyecto definitivo de la nueva mezquita de Taksim
Actualizado el 20 febrero,2017.
Publicado por

El español como lengua es pródigo en refranes asociados a San Blas (Por San Blas la cigüeña verás etc.) y a su festividad (el de 3 febrero para los católicos y 11 para otras iglesias), pero pocos conocen la vida de este santo, famoso por sus curaciones milagrosas, y el hecho de que el mismo nació en territorio turco, en la antigua ciudad de Sebaste actualmente conocida como Sivas.

san-blas

San Blas, pintado por Hans Memling  Fuente: wikipedia

Anatolia, por su ubicación geográfica, constituyó uno de los epicentros del cristianismo primitivo, así veneradas figuras de la iglesia como San Nicolás o San Jorge nacieron en el espacio físico de la actual Turquía. Con todo, es importante recordar que durante los primeros siglos del cristianismo, hasta su legalización en tiempos de Constantino I, estas tierras no eran precisamente un lugar amable para los evangelistas de la fe, de hecho los cristianos solían ser perseguidos y San Blas no fue una excepción; pese a que su fe nunca se quebró, el santo si tuvo que vivir oculto durante gran parte de su vida para acabar siendo atrapado y martirizado en el año 316.

Una figura carismática y querida

Blas de Sebaste (Sebasteli Vlas en turco) provenía de una familia cristiana adinerada, hecho que le permitió estudiar y ejercer como médico. Por su buen hacer profesional Blas se convirtió en una figura muy carismática, influencia social que utilizaba para predicar el evangelio; su prestigio en la comunidad era tal, que fue ordenado obispo de forma unánime, tanto por el clero como por el pueblo, a una edad muy joven.

Vida eremita

Ejerció como obispo de Sebaste, hasta que la gran persecución de Diocleciano (la última y más violenta persecución cristiana durante el Imperio Romano) le alcanzó y tuvo que “auto exiliarse” y así comenzó a vivir como eremita en una cueva en el monte Argeus, desde donde sanaba y ayudaba espiritualmente a los perseguidos.

Durante su vida como ermitaño estableció un fuerte vínculo con los animales salvajes, que según la leyenda acudían a él cuando estaban heridos con el fin de ser curados. Un día un grupo de cazadores, que buscaban fieras para unos juegos, se encontraron a un grupo de animales rodeando al santo; los cazadores planearon capturar a los animales, pero San Blas percibió sus intenciones y espantó a las bestias. El noble gesto fue apercibido con rencor por los cazadores quienes decidieron capturar a San Blas y entregarlo a Agrícola de aquella gobernador de Cappadocia.

Curaciones milagrosas y martirio de San Blas

Según cuenta la leyenda en el tránsito desde la montaña al palacio del gobernador, durante el cual San Blas recibió innumerables muestras de afecto, realizaría algunas curaciones milagrosas, siendo especialmente conocida aquella gracias a la cual salvó a un niño de morir ahogado ya que este tenía una espina clavada en la garganta. Este milagro es el origen de que San Blas sea el patrón de los enfermos de garganta y de los otorrinolaringólogos y explica además la costumbre de bendecir las gargantas en coincidencia con su santoral.

La historia también cuenta que cuando el gobernador se enteró de que el reo era un obispo cristiano mandó que lo torturasen con crueldad, pero San Blas de Sebaste se mantuvo firme en sus convicciones religiosas y nunca renegó de su fe. El líder romano elevó la apuesta y ordenó que sus carnes fueran desgarradas con un cardador de púas, pero ni con esas consiguió romper la voluntad del preso que acabaría siendo decapitado, dando fin a su martirio e inicio a una devoción por su figura que a día de hoy está muy extendida por Europa y América.

Blas de Sebaste es sin duda una de las personalidades más veneradas del cristianismo, una vida de leyenda que tuvo su marco histórico en el actual territorio de Turquía y que nos recuerda la importancia de esta tierra en la evolución y consolidación de la religión cristiana.

San Blas, el milagroso eremita turco
Actualizado el 3 febrero,2017.
Publicado por

La popular avenida İstiklâl de Estambul guarda numerosos secretos que a veces permanecen ocultos a los ojos del visitante novel, uno de estos espacios con encanto es el comercial Pasaje de Europa (Avrupa Pasaji en turco).

Pasaje de Europa

Entrada al Pasaje de Europa  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Este pasaje, conocido por sus tiendas de joyas y souvenirs, se abre al público a través de una escondida puerta que parte del Mercado del Pescado (Balık Pazarı en turco), muy cerca de la popular Cité de Pera y de la iglesia armenia de Uç Horan.

Inaugurado en 1874, este pequeño centro comercial se levanta sobre unos terrenos antiguamente ocupados por el Teatro Naum, una recordada infraestructura cultural que fue destruida en un gran incendio en 1870.

Pasaje Europa

Interior del Pasaje Europa o del Espejo  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Fue obra de Domenico Pulgher, un arquitecto de origen austriaco que nos regalo a la vista un pasaje de 56 metros de longitud coronado por un techo acristalado que proporciona abundante luz al conjunto de 2 plantas y que ha hecho que sea conocido popularmente como el Pasaje de los espejos (Aynalı Pasaj en turco).

Uno de los elementos más destacables del Pasaje son sus estatuas y faroles de estilo clásico, que desde su posición elevada envuelven de arte a las tiendas existentes en la planta baja, las cuales se distribuyen de forma ordenada a ambos lados de un estrecho pasillo.

Suleiman

Algunos de los productos que se pueden encontrar en el Pasaje de Europa  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Pese a no ser el pasaje comercial más frecuentado de Estambul, si es uno de lo más interesantes y bellos, un lugar para comprar y para disfrutar de los rincones secretos que siempre nos ofrece esta hermosa ciudad.

El Pasaje de Europa o del Espejo
Actualizado el 24 enero,2017.
Publicado por