Esta hermosa y estilosa mezquita estambulí, es una de las visiones más reconfortantes cuando uno realiza un viaje en barco por el Bósforo, ya que su posición privilegiada a pie de mar y su unión visual con el cercano Palacio de Dolmabahçe crean una estampa de recuerdo imborrable.

La Mezquita de Dolmabahçe (Dolmabahçe Camii o Bezm-î Âlem Valide Sultan camii en turco) fue auspiciada por Bezm-i Alem Valide Sultan, madre del sultán Abdülmecid, quien encargo el proyecto al arquitecto al famoso arquitecto de origen armenio Garabet Amira Balyan, autor de diseños de importante calado como el Liceo militar de Kuleli o la Mezquita de Ortaköy.

Mezquita Dolmabahçe Estambul

Mezquita Dolmabahçe desde el Bósforo  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Bezm-i Alem Valide Sultan nunca pudo ver su deseada obra terminada, ya que fallecería tiempo antes de su inauguración en 1855, pero su anhelo regaló a los ciudadanos de Estambul una obra maestra de la arquitectura otomana del siglo XIX donde el barroco deslumbra especialmente en el diseño circular de sus ventanas.

Sus dos alminares, nutren de versos sonoros el entorno durante la oración islámica, ruido que ocasionalmente se entremezcla con los gritos de los aficionados del Beşiktaş, cuyo club de fútbol tiene su sede en las inmediaciones, y con las palabras de admiración de los miles de turistas que desde el mar fotografían monumento, cuyo hermoso reflejo por momentos parece fusionarse con el mar de Estambul

Mezquita de Dolmabahçe

La Mezquita con el Palacio de Dolmabahçe al fondo  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Dolmabahçe, la mezquita que se fusiona con el mar
Actualizado el 11 julio,2017.
Publicado por 

El decreto de 1829 relativo a la vestimenta otomana, promulgado por el sultán Mahmut II, supuso toda una revolución al sustituir, entre el funcionariado turco, el clásico turbante por el rojizo gorro de fieltro conocido por el nombre de Fez (Fes en turco); la necesidad de proveer estos gorros, así como otras ropas de lana, a los soldados otomanos lleva a que en 1833 se creará el Feshane (Casa del Fez en español) en las cercanías del Palacio de Topkapı, aunque apenas unos años después, en 1839, el sultán Abdülmecit ordenó la construcción de una nueva gran factoría a la orilla del Cuerno de Oro y cuyo edificio a día de hoy aun pervive.

Aunque la construcción de la fábrica supuso un cierto grado de mecanización en las tareas, la mayor parte del trabajo para elaborar los feces seguía dependiendo de la mano expertas de cientos de costureros que producían un gran número de gorros para su venta exclusiva en tiendas existentes a lo largo y ancho de Estambul, siendo uno de los pocos casos en el que una empresa estatal competía en el mercado libre; de hecho el objetivo final de la fábrica era reducir las importaciones de los gorros procedentes de otros países, ya hay que tener en cuenta que el fez era un producto muy común en el Norte de África y en algunos países de Oriente Medio.

En su momento de máxima producción se dice que hasta 750 costureros (de todas las etnias y religiones) trabajaban en el recinto, a lo que hay añadir un gran numero de mujeres que cosían el producto en casa; de hecho, el proceder habitual es que la mujeres cosiesen a mano los productos en sus hogares, los cuales eran procesados y terminados con maquinaría en la la factoría.

Situado no muy lejos de la famosa mezquita de Eyüp y de la colina de Pierre Loti, este enorme edificio ha sufrido innumerables reformas a lo largo de la historia siendo la más destacada la realizada en 1894 por Krikor Balyan, que diseñó gran parte de la personalidad y practicidad que exhibe el complejo.

Feshane comenzó su declive a partir de la reforma en la vestimenta impulsada por Atatürk, por la cual se prohibió su uso con el fin de modernizar y occidentalizar los funcionarios de la nueva república turca. En 1937 la fabrica echo definitivamente su cierre, siendo actualmente utilizada como centro de exposiciones o como parque de atracciones para niños, siendo especialmente visitado durante las noches de Ramadán

Feshane, la antigua gran fabrica de gorros de Estambul
Actualizado el 11 julio,2017.
Publicado por 

La conocida como Fuente de Tophane (Tophane Çeşmesi en turco) es un sebil de estilo Rococó situada en las inmediaciones de la Mezquita de Kılıç Ali Paşa en el distrito de Beyoğlu.

Fue comisionada por el sultán Mahmud I a los arquitectos Raimondo D’Aronco (autor de otros edificios de la ciudad) y  Mehmed Ağa, quienes convirtieron con su arte una sencilla fuente en un auténtico monumento, cuya visualización es inmejorable al estar ubicada en el medio de una plaza ajardinada sin obstáculos que le hagan sombra.

Tophane

Fuente de Tophane  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Este prisma de 4 fachadas simétricas (con un surtidor en cada una) está coronado por una magnifica cúpula y un tejado de madera que protege a los usuarios que hacen uso de la misma, bien para saciar su fe o para completar el ritual de la ablución previo a la oración; hay que tener en cuenta que la misma se encuentra muy próximo a la importante Mezquita de Kılıç Ali Paşa, así como al templo de Nusretiye. 

Construida en 1732, su cuidada decoración, entre las que destacan una serie de poemas en caligrafía islámica, muestra similitudes con otras fuentes contemporáneas como la de Ahmet III en Topkapı o la del mismo nombre ubicada en el puerto de Üsküdar.

Fue renovada en varias ocasiones siendo la última la realizada en 2006, restauración que estaba integrada en un ambicioso proyecto que incluía un lavado de cara todo el complejo de la Mezquita de Kılıç Ali Paşa, incluidos sus populares baños.

Fuente de Tophane

Fuente de Tophane a la derecha y la Mezquita de Kılıç Ali Paşa al fondo a la izquierda antes de la restauración de la misma  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Fuente de Tophane
Actualizado el 27 junio,2017.
Publicado por