Posts etiquetados ‘Viajes Estambul’

Aya Triada es uno de los referentes de la arquitectura religiosa cristiana de Estambul, ya que no solo domina visualmente la famosa plaza de Taksim (al menos hasta que no se inaugure la nueva mezquita), sino que también está considerada como la iglesia ortodoxa en activo más grande de la ciudad.

Ayia Triada Estambul

Fachada principal Ayia Triada  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La iglesia ortodoxa de Aya Triada (Aya Triada rum ortodoks kilisesi en turco) es un claro ejemplo del espíritu reformista derivada del período conocido como Tanzimat, durante el cual se levantaron los vetos existentes a las construcciones religiosas de las minorías; durante este período de laxitud se abrieron o se reformaron decenas de templos cristianos en Estambul, que pudieron no solo erigir campanarios sino también disponer de cúpulas, consiguiendo con ello una dignidad visual de la que hasta ese momento carecían.

Aya Triada Estambul

La iglesia de Aya Triada es uno de los símbolos de la plaza de Taksim Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La comunidad ortodoxa, la cual tenía fuerte presencia en Beyoğlu, aprovechó esta ventana para levantar un templo sublime de estilo ecléctico que entremezcla elementos neobarrocos con inspiraciones neobizantinas o neogóticas y que aun sorprende a quien hoy en día lo visita.

Aya triada

Interior de Aya Triada  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El edificio de Aya Triada (cuyo nombre hace referencia a la Santísima Trinidad) fue levantado, tras 13 años de trabajo, por el arquitecto Vasilaki İoannidi Efendi, siendo la iglesia inaugurada el 14 de septiembre de 1880.

De gran altura, el templo se eleva sobre un espacio ajardinado y termina luciendo sin pudor su extraordinaria cúpula que es visualmente acompañada en su recorrido por 2 simétricas torres campanarios. Su interior es amplio y luminoso, donde el mármol da nobleza al conjunto y en el que exhiben numerosas pinturas murales e iconos ortodoxos.

Iglesias Estambul

Aya Triada está considerada la iglesia ortodoxa en activo más grande de Estambul  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Aya Triada fue uno de los templos más afectados durante el Pogromo de 1955, y sus cicatrices estuvieron visibles durante décadas. La iglesia fue restaurada gracias a donaciones particulares siendo reinaugurada en 2003, con el fin de dar servicio a una comunidad pequeña de fieles, pero que tienen el privilegio de rezar en el templo en activo más grande de la ciudad.

Ayia Triada Estambul

Altar de Ayia Triada  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Aya Triada, la iglesia ortodoxa en activo más grande de Estambul
Actualizado el 12 diciembre,2017.
Publicado por

Anuncios

El Bósforo en su estrechez innata regala paisajes que incluso los más prestigiosos pintores se ven incapaces de retratar en su pura esencia, porque esta pinacoteca de Estambul le falta el tacto de la sal, el sonido de las gaviotas o el palpito del viento con aroma a café turco, ya que uno puede descubrir sus secretos desde tierra, pero de la antigua Constantinopla uno se enamora desde el mar.

Esa liquido elemento que divide a Estambul en dos continentes, es cruzado a diario por cientos de ferris que son un retrato diario de la atareada vida de los estambulís. Paseos que duran apenas minutos pero que dan hermosas postales a los ojos que mutan a diario, porque no es lo mismo el retrato de la ciudad con la lluvia en otoño que durante un atardecer en verano.

Los ferris surcan las aguas de Estambul desde el siglo XIX y hasta 1973 (momento en que se inauguró primer puente sobre el Bósforo) fueron la única alternativa viable para comunicarse con la península de Anatolia y aunque ya no se mueven por la fuerza del vapor como en el pasado, los turcos los siguen denominando “Vapur” como claro ejemplo del impacto que los mismos tuvieron en la vida diaria de esta multicultural urbe.

Ferries Estambul

Los ferries que cruzan el Bósforo son parte del encanto de la ciudad de Estambul  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Es tal la huella que genera en el alma de Estambul que son muchos las personas que los relacionan con algunos de sus mejores momentos de la infancia, porque antaño los niños aprendían todos sus nombres o los miraban embelesados desde las ventanas, como bien relata el premio Nobel turco Orhan Pamuk un su famoso libro “Estambul ciudad y recuerdos”.

Pequeños microcosmos de destinos variables, donde los camareros ofrecen salep en invierno y refrescos en verano, y en donde a veces el perfil de su panorama lo marca la mezquita de Suleimán o en otros la torre de Gálata, porque hay monumentos de Estambul que solo se entienden desde el mar, sino que se lo pregunten al Palacio de Dolmabahçe.

Estambul habrá construido nuevos puentes o modernos metros subterráneos, pero los turcos siempre preferirán ese pequeño y relajante descanso que supone navegar por el Bósforo o por el Mármara, una sensación que une a todos los habitantes o visitantes de esta milenaria ciudad.


El innegable encanto de los ferris de Estambul
Actualizado el 26 octubre,2017.
Publicado por

Iglesia de San Constantino

Fachada de la iglesia ortodoxa de Aya Kostantin Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La Iglesia de San Constantino y Santa Helena (Aya Kostantinos ve Aya Eleni rum ortodoks kilisesi en turco) es un templo ortodoxo ubicado en el distrito estambulí de Beyoğlu y que rinde eclesiástico homenaje a Constantino I El Grande, emperador romano que legalizó el cristianismo a través del famoso Edicto de Milán.

La conversión al cristianismo del que fuera el fundador de Constantinopla fue muy tardía, ya que fue realizada en su lecho de muerte, con todo la iglesia ortodoxa y algunas iglesias católicas orientales lo consideran santo por su crucial papel en la historia del cristianismo, aunque no tiene tal consideración por la iglesia católica romana. De la que no hay dudas de su santidad es de su madre Santa Helena, a la cual también está dedicado el culto del templo.

El templo fue aparentemente finalizado en 1861 aunque en la placa de la entrada la fecha que aparece es la de 1881. Su tamaño y sus logrados interiores nos recuerda que en el pasado el barrio Tarlabaşı contaba con una dinámica y pujante población de origen griego, que tras los aires de libertad derivados de la reforma conocida como Tanzimat, pudieron construir nuevos e interesantes lugares de oración en Estambul.

Los sucesivos pogromos y las tensiones religiosas llevaron al despoblamiento del mismo a mediados del siglo XX, siendo las casas de los griegos ocupadas rápidamente por comunidades pobres de etnia gitana y kurda y en el caso de las iglesias de la zona por comunidades de cristianos árabes procedentes de la región de Antioquía, aunque actualmente todos estos grupos están siendo nuevamente desplazados por la expansión urbanística en la zona.

La iglesia está construida con vista a la fuerte pendiente de la calle Kalyoncu kulluğu y se encuentra protegida por fuertes muros que dificultan en parte la admiración del edificio que normalmente permanece cerrado al público lo que impiden ver su hermoso interior.

La singular fachada de estilo ecléctico fue renovada en 2003 y destaca por sus dos grandes torres campanarios, que flanquean una linterna central donde se ubica un hermoso reloj.

La iglesia que homenajea al emperador que legalizó el cristianismo
Actualizado el 5 septiembre,2017.
Publicado por