Posts etiquetados ‘Imperio Otomano’

El reciente éxito de la serie turca Muhteşem Yüzyıl, basada en la vida del Sultán Suleimán, ha disparado el interés del gran público por conocer los personajes reales que inspiraron la novela; uno de las figuras que despierta más pasión es la de Rüstem Paşa, Gran Visir y yerno del Sultán Suleimán, cuya tumba se encuentra situada en el patio de la Mezquita de Şehzade en Estambul.

Hay que decir que la fama es merecida ya que Rüstem Paşa fue una de las figuras claves para entender los años de gobierno del Sultán Suleimán, ya que ejerció gran influencia en decisiones que condicionarían para siempre el devenir del Imperio Otomano.

Rüstem Paşa

Tumba de Rüstem Paşa en el patio de la mezquita de Şehzade  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Su talento innato, así como su carácter razonable y tranquilo, lo convirtieron en uno de las personas de mayor confianza del sultán, aunque será su buena sintonía con Hürrem, esposa de Suleimán, la clave en su progreso social en la estructura del palacio, que se plasmaría en su ascenso al puesto de Gran Visir y en su boda con Mihrimah, la hija de Suleimán y Hürrem.

Se dice que estuvo envuelto en gran número de intrigas palaciegas incluyendo las relacionadas con la muerte del príncipe Mustafá y la de Pargalı Ibrahim Paşa, lo que provocó que la opinión pública otomana tuviera una muy mala consideración hacia su persona, aunque es innegable su valía como dirigente.

Durante los años en los que estuvo en las altas esferas, amasó una gran fortuna que dedicó en parte a la construcción de obras públicas o benéficas, entre ellas podemos destacar la espectacular mezquita que lleva su nombre en Eminönü obra del célebre arquitecto Sinan; este templo iba a ser el lugar de eterno descanso de Rüstem Paşa, pero cuando la muerte le sobrevino en 1561, el complejo aun no estaba terminado por eso Suleimán decidió que era mejor que su destino fuese el patio de la Mezquita de Şehzade.

El mausoleo que alberga los restos del Rüstem Paşa, fue construido por el propio Sinan quien diseño un templete octogonal sencillo en su decoración exterior, pero profuso en belleza interior generada por la explosión de detalles de sus azulejos provenientes de las mejores fabricas de Iznik; magnificencia artística que es difícil de apreciar por el visitante ya que el monumento permanece generalmente cerrado al público.

El de Rüstem Paşa es uno de los 5 mausoleos existentes en el complejo de la Mezquita de Şehzade y que albergan los restos de figuras de gran importancia histórica como los hijos de Suleimán los príncipes Mehmet y Cihangir, el que fuera Gran Visir Damat İbrahim Paşa, el hijo de Mehmet III el príncipe Mahmut y la hija del sultán Murat III Hatice sultán.


Tumba de Rüstem Paşa
Actualizado el 21 noviembre,2018.
Publicado por 

Anuncios

Pargalı Ibrahim Paşa es una de las figuras más conocidas de la historia de Turquía, en gran medida a su íntima relación de amistad con el sultán Suleimán, la cual se plasmó claramente en su rápido ascenso social (paso en pocos años de ser esclavo en la corte de Manisa a Gran Visir) y en el hecho de que este le regalase uno de los mejores palacios de Estambul, que actualmente funciona como Museo del Arte turco e islámico, pero que durante la vida de Ibrahim fue uno de los epicentros de poder del Imperio Otomano.

Pargalı Ibrahim Paşa

Palacio de Pargalı Ibrahim Paşa, actual Museo de Arte Turco e Islámico  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Para comprender la importancia del edificio y del gesto del sultán Suleimán, es necesario mencionar varios elementos del mismo, en primer lugar no solo estaba localizado en una de las mejores ubicaciones de Estambul, en una de las esquinas del otrora prestigioso Hipódromo Bizantino, sino que se dice que en su momento fue mayor que el propio Palacio de Topkapı. Además de que su edificio estaba revestido de piedra y ladrillo en vez de madera como la mayoría de los edificios vecinos.

El palacio de Ibrahim Paşa (İbrahim Paşa Sarayı en turco) era de tal importancia que en él se celebraban algunos de los eventos sociales más importantes de Estambul, como bodas e circuncisiones de personalidades ilustres. También por su simbolismo fue objeto de ataques, así se vio fuertemente afectado por una revuelta capitaneada por miembros de los jenízaros en el año 1525.

Ibrahim Paşa atesoró grandes riquezas en su palacio fruto de su trabajo como Gran Visir, pero su poder levantó envidias y su fuerte rivalidad con Hürrem y la presunta apropiación de títulos, que corresponderían a Suleimán, durante la campaña contra el Imperio Safávida, provocaron que este fuese ejecutado en su palacio en el año 1536.

Tras su muerte, el complejo palaciego fue destinado a múltiples usos, así sirvió como residencia de otros visires, embajada, cuartel militar, sede de la banda otomana, hospital, fabrica textil e incluso como prisión.

Pargalı İbrahim Paşa

Foto de 1865 donde se observa al fondo el Palacio de Pargalı İbrahim Paşa

Los usos posteriores fueron progresivamente alterando el edificio original, que contaba incluso con 4 patios interiores; una de las principales alteraciones ocurrió en 1910 con la construcción de la sede del registro y catastro otomano, aunque anteriormente muchos de los terrenos habían sido ya destinados a la construcción de viviendas o para usos administrativos o militares del Imperio Otomano.

La labor divulgadora del arquitecto Sedat Çetintaş en los años 30 del siglo pasado, permitió salvar el complejo de su demolición total por la construcción de una nueva corte judicial; aunque durante estos años se perdieron importantes elementos como el Harem, se consiguió preservar partes importantes del edificio que serían tiempo más tarde cedidas para instalar en las mismas el Museo de Arte turco e islámico.

Este museo, fue fundado en 1914 con el fin de preservar el saqueo de las obras de arte islámica turcas, en riesgo por el colapso del Imperio Otomano. Inicialmente se instaló en uno de los edificios del complejo de la Mezquita de Suleimán, pero se movería definitivamente al palacio de Ibrahim Paşa en 1984, siendo nuevamente reformado en 2014 en coincidencia con el centenario de la fundación del museo.

Ibrahim Pasha palacio

Museo de arte turco e islámico  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El palacio muestra un aire más otomano, aparentemente más cercano a como lucía en los tiempos de Pargalı Ibrahim Paşa. El interior, ha sido totalmente renovado, permitiendo que las casi 40.000 joyas del arte turco e islámico, de todos los períodos y épocas, luzcan mejor que nunca.

Un museo del que seguro disfrutaría enormemente Ibrahim Paşa, cuya recuerdo sigue aun estando muy vivo en la memoria colectiva del país y que cuyo monumental palacio es recuerdo vivo de su grandeza.

El Palacio de Pargalı Ibrahim Paşa
Actualizado el 22 enero,2018.
Publicado por

El decreto de 1829 relativo a la vestimenta otomana, promulgado por el sultán Mahmut II, supuso toda una revolución al sustituir, entre el funcionariado turco, el clásico turbante por el rojizo gorro de fieltro conocido por el nombre de Fez (Fes en turco); la necesidad de proveer estos gorros, así como otras ropas de lana, a los soldados otomanos lleva a que en 1833 se creará el Feshane (Casa del Fez en español) en las cercanías del Palacio de Topkapı, aunque apenas unos años después, en 1839, el sultán Abdülmecid ordenó la construcción de una nueva gran factoría a la orilla del Cuerno de Oro y cuyo edificio a día de hoy aun pervive.

Aunque la construcción de la fábrica supuso un cierto grado de mecanización en las tareas, la mayor parte del trabajo para elaborar los feces seguía dependiendo de la mano expertas de cientos de costureros que producían un gran número de gorros para su venta exclusiva en tiendas existentes a lo largo y ancho de Estambul, siendo uno de los pocos casos en el que una empresa estatal competía en el mercado libre; de hecho el objetivo final de la fábrica era reducir las importaciones de los gorros procedentes de otros países, ya hay que tener en cuenta que el fez era un producto muy común en el Norte de África y en algunos países de Oriente Medio.

En su momento de máxima producción se dice que hasta 750 costureros (de todas las etnias y religiones) trabajaban en el recinto, a lo que hay añadir un gran numero de mujeres que cosían el producto en casa; de hecho, el proceder habitual es que la mujeres cosiesen a mano los productos en sus hogares, los cuales eran procesados y terminados con maquinaría en la la factoría.

Situado no muy lejos de la famosa mezquita de Eyüp y de la colina de Pierre Loti, este enorme edificio ha sufrido innumerables reformas a lo largo de la historia siendo la más destacada la realizada en 1894 por Krikor Balyan, que diseñó gran parte de la personalidad y practicidad que exhibe el complejo.

Feshane comenzó su declive a partir de la reforma en la vestimenta impulsada por Atatürk, por la cual se prohibió su uso con el fin de modernizar y occidentalizar los funcionarios de la nueva república turca. En 1937 la fabrica echo definitivamente su cierre, siendo actualmente utilizada como centro de exposiciones o como parque de atracciones para niños, siendo especialmente visitado durante las noches de Ramadán

Feshane, la antigua gran fabrica de gorros de Estambul
Actualizado el 11 julio,2017.
Publicado por