Posts etiquetados ‘Estambul turismo’

Si uno preguntara a un estambulí sobre cual es el centro de su ciudad, pocos mencionaran los grandes monumentos de Sultanahmet, sino que todos dirigirán su vista hacía la avenida İstiklâl, la arteria por donde late la vida del Estambul moderno.

Oficialmente este calle peatonal se la conoce por el nombre de İstiklâl Caddesi (La Avenida de la Independencia en español), aunque en muchos lugares aun se menciona con su antigua denominación de “Grande Rue de Péra”, pero lo más curioso es que los turcos, muchas veces, la denominan erróneamente como Taksim, englobándola en un concepto más amplio de localización; que se le denomine abiertamente como Taksim, tiene un sentido ya que la misma nace en la plaza del mismo nombre, punto de encuentro habitual de los estambulíes y uno de los lugares más simbólicos del país.

İstiklâl Estambul

La Avenida İstiklâl en plena efervescencia  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Para entender el alma de İstiklâl, es necesario tener en cuenta que la calle y su entorno estuvo habitado históricamente por las minorías religiosas (cristianas o judías) y así como por el personal que trabajaba en las antiguas embajadas, esto le confiere un carácter y una configuración menos musulmana, siendo su atmósfera y arquitectura más próxima a lo observado en los bulevares de otras grandes capitales europeas.

Una de las calles más transitadas del mundo

Quizás lo más llamativo de adentrarse en esta rambla es la cantidad de gente que la recorre, de hecho se considera como una de las calles más transitadas del mundo con un flujo que alcanza los varios millones de personas al día, que se magnifica durante los fines de semana y cuya ruidosa presencia se alarga a bien entrada la madrugada.

Una marabunta sorprendentemente diversa, que abarca desde los jóvenes que buscan ocio, hasta el turista más conservador procedente de los países árabes, pasando por la clase media turca que busca adquirir bienes de consumo o el visitante extranjero que acaba de hacer un injerto de pelo.

Una masa humana que se aparta lentamente al paso de su mítico tranvía, cuya estampa entre la multitud es una de las fotografías más deseadas por los turistas; el sonido de la campana de este nostálgico vehículo se entremezcla entre el babel de voces donde ya no suena tanta el griego o al armenio, comunidades que históricamente habitaban el barrio y que gestionaban su intensa vida comercial hasta que el Pogromo 1955 lo cambio todo.

Tranvia Estambul

Su histórico tranvía es uno de los elementos más singulares de la avenida İstiklal  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El Pogromo de Estambul y el efecto sobre la comunidad griega y armenia

La falsa noticia sobre un ataque a la casa natal de Kemal Atatürk en Salónica, fue la chispa que encendió una mecha nacionalista, orquestada previamente por militares turcos, que conllevó el saqueo de las propiedades de estas minorías, muchas de las cuales emigraron del país tras los acontecimientos; actualmente, la comunidad griega y armenia tienen una presencia testimonial en el barrio, pero su legado monumental y su huella en la calle sigue siendo muy visible.

Iglesia Taksim

Iglesia ortodoxa de la Virgen María  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Del patrimonio griego y armenio destacan sobre todo sus iglesias, aunque muchas pasan inadvertidas por el gran público, hay que tener en cuenta que aunque nos encontrábamos en un barrio eminentemente cristiano, el Imperio Otomano imponía condiciones draconianas para la construcción de nuevos templos no islámicos; debido a esto los templos cristianos se escondieron y se instalaron en la retaguardia de İstiklâl, hasta que la llegada del período de reformas conocido como Tanzimat, permitió a las iglesias exhibirse y mostrar sus cúpulas y campanarios.

El mejor ejemplo de este período reformista es la iglesia griega de Aya Triada, que ya luce su esbelta figura al público, aunque otras aun guardan sus tesoros hacia su interior como sucede con las armenias Üç HoranSurp Hovhan Vosgeperan o mismo con la ortodoxa griega de la Virgen María.

Griegos o armenios regentaban igualmente las más singulares y bellas galerías comerciales del bulevar, como sucedía con el Pasaje Hazzopulo o el fotogénico Pasaje de las Flores, así como muchas de sus tiendas, restaurantes o cafeterías.

Pasaje de las Flores Estambul

Puerta de entrada Pasaje de las Flores  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Capital cultural de Turquía

El ambiente internacional y cosmopolita de Beyoğlu, facilitó el desarrollo de una interesante red de teatros, salas de exhibiciones y cines que convirtieron durante años a İstiklâl en la capital cultural de Turquía; algunos hermosos edificios de esta época de esplendor como el cine ElhamraAlkazar aun sobreviven aunque ya con otros usos, mientras otros como el espectacular cine-teatro Emek desaparecieron para siempre.

Este declive fue en gran parte motivado por el empuje de las grandes firmas comerciales de moda y de consumo, que poco a poco fueron adueñándose de la calle siendo hoy en día su principal motor económico. Con todo, si uno escarba en las calles aledañas, aun uno puede palpar parte de ese ambiente cultural que siempre exhibió el barrio, con un gran número de galerías de arte y locales para disfrutar de lo mejor de la música turca.

Mavi Turquía

Tienda de la marca de moda turca Mavi en la calle İstiklâl  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Una calle llena de sabores

Quien si mostró mayor resistencia a los envites de las grandes superficies comerciales fue la cultura culinaria de İstiklâl; una calle capaz de ofrecer al mundo delicias tales como los profiteroles del Inci o las adictivas hamburguesas Islak, no puede morir sin mostrar batalla y sigue ofreciendo una amplia y diversa oferta en restauración.

Avenida de las naciones

Al hacer un recorrido gastronómico por la calle, quizás se eche en falta el legado culinario de la minoría católica levantina, una de las comunidades más vitalistas del antiguo Estambul y cuya aportación a la belleza de la ciudad se hace evidente en la espectacular fachada de la iglesia de San Antonio de Padua o en la decoración interna de la iglesia de Santa María Draperis.

Sent Antuan

La iglesia de San Antonio es uno de los símbolos monumentales de la avenida İstiklâl  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Las que son no tan visibles son las iglesias pertenecientes a las minorías protestantes, las cuales están asociadas a los consulados que aun perviven en el barrio como legado de un tiempo en el que Estambul era la capital del país; muchos de estos palacios como el de Holanda o Suecia son autenticas joyas arquitectónicas y sus jardines contribuyen a oxigenar un espacio aprovechado urbanísticamente al milímetro.

Consulado General de Suecia en Estambul

Entrada del Consulado General de Suecia   Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La calle donde nació el club más prestigioso de Turquía

Otra de las pocas zonas arboladas de la calle, se encuentra en el interior del prestigioso Liceo de Galatasaray, una de las instituciones educativas más conocidas del país y bajo cuyos muros nació el club de fútbol más famoso de Turquía, el Galatasaray Spor Kulübü, que cuenta con un museo en las inmediaciones donde se exhiben los principales trofeos del club.

Este museo está ubicado en un hermoso edificio de finales del siglo XIX, cuyo diseño explora con éxito las tendencias arquitectónicas existentes en Europa en ese momento; no es el único ejemplo en İstiklâl de estas influencias arquitectónicas que revolucionaron la arquitectura desde mediados del siglo XIX hasta principios del XX y en donde podemos destacar el genial diseño modernista de los Apartamentos Botter. 

instituto Galatasaray

Puerta de acceso al instituto Galatasaray  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Una avenida sin apenas presencia musulmana

La “Grand rue” muere a la altura del antiguo monasterio mevlevi, que constituye la referencia de la ciudad para aquellos que quieren conocer en profundidad la mística de esta orden religiosa; este singular y hermoso museo constituye una de las pocas expresiones de interés de la cultura islámica que ofrece la calle, junto a lo exhibido por la discreta Mezquita de Hüseyin Ağa.

Mevlevihanesi galata

Museo Mevlevi  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Esencia de Estambul

Quizás la ausencia de grandes referentes islámicos, hace que İstiklâl no sea tan apreciada por los turistas, los cuales ávidos del exotismo de lo oriental no acaban de entender plenamente la idiosincrasia de esta arteria, llena de matices y sorpresas; pero la vida en Estambul no se puede entender sin su presencia, ya que no es solo uno de los lugares de ocio favoritos para los turcos, sino también es su principal espacio de expresión cultural, deportiva y política.

La “avenida de la República” no es una calle más, es pura historia de Estambul, una arteria que no solo la oxigena su corazón sino que también moldea su alma.

Avenida İstiklâl

La avenida İstiklâl es el lugar donde suelen celebrarse las manifestaciones más importantes de Estambul  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Avenida İstiklâl, el verdadero centro de Estambul
Actualizado el 6 marzo,2018.
Publicado por 

Anuncios

Pargalı Ibrahim Paşa es una de las figuras más conocidas de la historia de Turquía, en gran medida a su íntima relación de amistad con el sultán Suleimán, la cual se plasmó claramente en su rápido ascenso social (paso en pocos años de ser esclavo en la corte de Manisa a Gran Visir) y en el hecho de que este le regalase uno de los mejores palacios de Estambul, que actualmente funciona como Museo del Arte turco e islámico, pero que durante la vida de Ibrahim fue uno de los epicentros de poder del Imperio Otomano.

Pargalı Ibrahim Paşa

Palacio de Pargalı Ibrahim Paşa, actual Museo de Arte Turco e Islámico  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Para comprender la importancia del edificio y del gesto del sultán Suleimán, es necesario mencionar varios elementos del mismo, en primer lugar no solo estaba localizado en una de las mejores ubicaciones de Estambul, en una de las esquinas del otrora prestigioso Hipódromo Bizantino, sino que se dice que en su momento fue mayor que el propio Palacio de Topkapı. Además de que su edificio estaba revestido de piedra y ladrillo en vez de madera como la mayoría de los edificios vecinos.

El palacio de Ibrahim Paşa (İbrahim Paşa Sarayı en turco) era de tal importancia que en él se celebraban algunos de los eventos sociales más importantes de Estambul, como bodas e circuncisiones de personalidades ilustres. También por su simbolismo fue objeto de ataques, así se vio fuertemente afectado por una revuelta capitaneada por miembros de los jenízaros en el año 1525.

Ibrahim Paşa atesoró grandes riquezas en su palacio fruto de su trabajo como Gran Visir, pero su poder levantó envidias y su fuerte rivalidad con Hürrem y la presunta apropiación de títulos, que corresponderían a Suleimán, durante la campaña contra el Imperio Safávida, provocaron que este fuese ejecutado en su palacio en el año 1536.

Tras su muerte, el complejo palaciego fue destinado a múltiples usos, así sirvió como residencia de otros visires, embajada, cuartel militar, sede de la banda otomana, hospital, fabrica textil e incluso como prisión.

Pargalı İbrahim Paşa

Foto de 1865 donde se observa al fondo el Palacio de Pargalı İbrahim Paşa

Los usos posteriores fueron progresivamente alterando el edificio original, que contaba incluso con 4 patios interiores; una de las principales alteraciones ocurrió en 1910 con la construcción de la sede del registro y catastro otomano, aunque anteriormente muchos de los terrenos habían sido ya destinados a la construcción de viviendas o para usos administrativos o militares del Imperio Otomano.

La labor divulgadora del arquitecto Sedat Çetintaş en los años 30 del siglo pasado, permitió salvar el complejo de su demolición total por la construcción de una nueva corte judicial; aunque durante estos años se perdieron importantes elementos como el Harem, se consiguió preservar partes importantes del edificio que serían tiempo más tarde cedidas para instalar en las mismas el Museo de Arte turco e islámico.

Este museo, fue fundado en 1914 con el fin de preservar el saqueo de las obras de arte islámica turcas, en riesgo por el colapso del Imperio Otomano. Inicialmente se instaló en uno de los edificios del complejo de la Mezquita de Suleimán, pero se movería definitivamente al palacio de Ibrahim Paşa en 1984, siendo nuevamente reformado en 2014 en coincidencia con el centenario de la fundación del museo.

Ibrahim Pasha palacio

Museo de arte turco e islámico  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El palacio muestra un aire más otomano, aparentemente más cercano a como lucía en los tiempos de Pargalı Ibrahim Paşa. El interior, ha sido totalmente renovado, permitiendo que las casi 40.000 joyas del arte turco e islámico, de todos los períodos y épocas, luzcan mejor que nunca.

Un museo del que seguro disfrutaría enormemente Ibrahim Paşa, cuya recuerdo sigue aun estando muy vivo en la memoria colectiva del país y que cuyo monumental palacio es recuerdo vivo de su grandeza.

El Palacio de Pargalı Ibrahim Paşa
Actualizado el 22 enero,2018.
Publicado por

La estación de Haydarpaşa (Haydarpaşa Garı en turco) es uno de los edificios más emblemáticos del lado asiático de Estambul, una hermosa terminal de trenes reflejo de una época en la que el Imperio Otomano quiso comunicar por tren su antigua capital con los confines de su territorio.

El resultado de ese titánico esfuerzo se materializó en una emblemática estación diseñada por los arquitectos alemanes Otto Ritter y Helmut Conu, quienes en 1902 levantaron un edificio de estilo neoclásico, muy del gusto centro-europeo, pero cuyo estampa pronto se convirtió en un símbolo no solo del barrio de Kadiköy sino también de todo el lado asiático de Estambul.

Haydarpaşa Estambul

La estación de Haydarpaşa desde el mar  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La fuerza visual del edificio no deja indiferente, de hecho es una de las imágenes turísticas más famosas de Estambul y un recurso fotográfico habitual en vídeos musicales o series de televisión.

Resulta llamativo, pero el lugar desde donde se admira mejor la icónica belleza de la estación de Haydarpaşa es desde el mar, una curiosa paradoja que se explica por el hecho de que así los pasajeros podían fácilmente tomar los ferris con destino al lado europeo de Estambul.

Estación de Haydarpasa

Estación de trenes de Haydarpasa  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

De bellos interiores, casi al nacer la estación de Haydarpasa sufrió el achaque de la Primera Guerra Mundial y la caída en desgracia de aquel extenso imperio que buscaba la estación vertebrar; con todo tras la guerra siguió dando servicio tanto al interior de Anatolia como a otros países del entorno como Irán o Iraq.

El choque de un petrolero en 19749 y especialmente la inauguración en 2013 del proyecto Marmaray, supusieron el declive de las instalaciones hasta tal punto que se temió que el edificio principal fuese destinado a usos hoteleros; con todo la presión social modificó los planes del gobierno quienes están renovando el complejo ferroviario para acoger los trenes de alta velocidad que comunicaran Estambul con Ankara, momento en que Haydarpaşa se llenará de nuevo del chirrido de las locomotoras y en el que Estambul recuperará uno de sus más famosos símbolos.

Haydarpaşa Kadiköy

Fachada de la estación de tren de Kadiköy  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Haydarpaşa, la estación del Estambul asiático
Actualizado el 9 enero,2018.
Publicado por