Archivos de la categoría ‘Harbiye’

Abdi İpekçi

Estatua que homenajea al periodista y activista Abdi İpekçi  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Esta estatua ubicada en el acomodado barrio de Nişantaşı homenajea a Abdi İpekçi, editor del periódico Milliyet que fue asesinado el 1 de febrero de 1979 por un par de miembros de una facción ultranacionalista conocida por el nombre de Lobos grises, entre los que se encontraba Mehmet Ali Ağca, artífice del fallido atentado contra el Papa en 1982.

Activista en pro de los derechos humanos y del respecto a las minorías turcas, promovió el laicismo en las instituciones y la reconciliación con el pueblo griego; sus posiciones políticas, pese a ser moderadas, le granjearon muchos enemigos que acabaron por darle muerte en el lugar donde hoy en día se ubica esta estatua, levantada por el gobierno de Şişli en el año 2000.

La estatua de 3,5 metros de altura fue diseñada por el arquitecto Erhan İşözen y representa a dos estudiantes sujetando el busto de Abdi y coronado por una paloma, simbolizando la paz que siempre promovió el periodista. 

Añadir que la calle donde él vivía y donde perdió su vida fue renombrada como avenida Abdi İpekçi, al igual que uno de los principales pabellones de la ciudad el Abdi İpekçi Arena localizado en Zeytinburnu.

Estatua homenaje al periodista y activista Abdi İpekçi
Actualizado el 18 abril,2017.
Publicado por

Estambul atardece temprano a consecuencia del invierno y los vendedores de castañas hacen su agosto calentando los paladares de los viandantes. La venta callejera de castañas es una constante en la ciudad y al contrario de lo que pasa en otros países, se extiende a lo largo de todo el año inclusive en el sofocante verano del Bósforo. Decido ignorarlos y me concentro en que la falta de luz no me haga esquivar mi objetivo, he oído de que entre los edificios de la Calle de la República (Cumhuriyet caddesi) se encuentra escondida la llamada “Catedral de Estambul” y hoy pretendo encontrarla y presentarla ante mis ojos.

Catedral de Estambul

Fachada de la Catedral del Santo Espíritu  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Pese a que la corriente ortodoxa es la predominante en el quehacer cristiano de la antigua Constantinopla, no olvidemos de hecho que su patriarcado original sigue teniendo su sede en el barrio de Fener, existen varios ejemplos de iglesias de culto católico de gran interés y la Basílica Catedral del Santo Espíritu es una de ellas.

Mientras camino sin cesar entre la distancia que separa Taksim de Nişantaşı, me detengo en los piedras del complejo del liceo femenino francés de Notre Dame de Sion. Varios símbolos religiosos de sus ventanas me alertan hacia un pequeño pasadizo en la fachada exterior del colegio que lleva a una explanada y decidido adentrarme. ¡La encontré! Al contrario de otras ocasiones he tenido suerte y no he deambulado horas por callejuelas hasta desesperarme. El premio esta aquí en forma de esplendida estampa, donde una plaza abre zoom a la eterna obra del arquitecto Giussepe Fossati, quien en 1846 creo una basílica de 3 naves donde domina una sobria fachada barroca.

Si uno gasta su tiempo en admirarla aun es capaz de detectar las reconstrucciones del año 1866 cuando el arquitecto Pietro Vitalis dirigió los trabajos de regeneración del edificio afectado por una violenta sacudida sísmica un año antes.

Fieles rezando

Fieles rezando en el Interior de la basílica  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Ya dentro descubro un centro donde la espiritualidad se vive con gran fuerza. Fieles de diversos orígenes se reúnen en silencio; la multiculturalidad de la comunidad católica turca es muy alta, ya que la variedad de color de piel e idiomas es sorprendente. Las paredes del colegio han hecho que los turistas sean extraños aquí y sus únicos habitantes no son ávidos captadores de fotografías sino un muestrario de la diversidad de la iglesia de Roma.

Basílica Estambul

Imagen del interior de la Basílica  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El interior reluce con hermosura y la tenue luz genera un ambiente ideal para la reflexión y la oración. Los asientos de los fieles quedan flanqueados por un bosque de columnas nobles, que nos dirigen a un bello altar enmarcado en un gran arco.

La misa se alarga y se alarga y las confesiones a los prelados son ofrecidas en todos idiomas (aunque el francés es lengua matriz de muchas de ellas), cada sacerdote se coloca un cartel indicando que idiomas habla y tras largas reflexiones los fieles hacen fuerza de espíritu y se acercan a confesar sus pecados.

Benedicto XV

Estatua de Benedicto XV  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Las oraciones acaban y la gente huye rápidamente animado por el frío, en minutos el lugar se queda herido de fieles y solo parecen latir las velas colocadas por doquier a lo largo de la iglesia. Salgo despacio mientras admiro una excelente y lograda estatua del papa Benedicto XV, el cual parece bendecir mi regreso a casa. Ya en el exterior un vendedor de castañas me sonríe, le devuelvo el gesto de forma sincera, creo que esta vez aceptare su deliciosa invitación.


En búsqueda de la Catedral de Estambul
Actualizado el 20 enero,2016.
Publicado por

Museo militar Estambul

Cañon en el patio del museo militar de Harbiye   Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El Museo Militar de Estambul (Askeri Müzesi en turco) está localizado en Harbiye (Şişli) en los terrenos antiguamente ocupados por una academia militar y un cuartel general de varios regimientos, militares que parcialmente custodian parte de las instalaciones.

Inaugurado en 1993, este centro expositivo alberga una importante colección de armas e uniformes de todas las épocas, incluyendo aviones, vehículos terrestres y cañones, aunque no incluye piezas históricas de la marina, ya que estas se exhiben en el Museo naval de Beşiktaş.

El principal atractivo del museo es la actuación diaria (entre las 15:00 y 16:00 horas) de bandas de estética jenízara (Mehteran bölüğü), las cuales exhiben todo su potencial sonoro y estético (con vistosos trajes de época) en un espectáculo muy popular entre los turistas.


Museo Militar de Estambul
Actualizado el 24 mayo,2017.
Publicado por