Archivos de la categoría ‘Büyükada’

Büyükada no es solo la isla más grande del archipiélago de las Islas Príncipe sino que también es un muestrario de hermosas mansiones, casas lujosas que deslumbran con su arquitectura a los miles de visitantes que se acercan a este paradisiaco rincón de Estambul. Uno de estos regalos visuales, la conocida como Mansión Sabuncakis (Sabuncakis Köşkü en turco), viene acompañada con un misterioso secreto ya que según se cuenta no se trata de una casa cualquiera sino que en su momento sirvió de logia para reuniones secretas de los masones de Turquía.

Mansión Sabuncakis

Mansión Sabuncakis en Büyükada  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Esta lujosa casa de tres plantas, que presume de una de las mejores vistas de la isla, fue levantada en 1904 aunque su aspecto actual es fruto de una reciente restauración ya que la casa llevaba años abandonada tras ser seriamente afectada por un incendio en el año 1971.

La estructura que resulto más afectada por el fuego fue la torre octogonal que corona el edificio y que simbólicamente representa una bóveda celeste; estructura elevada que compite en importancia visual con la sorprendente entrada principal, a la cual se accede tras cruzar un pequeño puente, la cual sigue una linea arquitectónica clásica con un frontón sustentado por cuatro columnas. En la parte superior de la misma destaca por su dorado brillo una curiosa escena, así se observa la figura de un hombre y una mujer al lado de una colmena acompañado de cinco acacias y una abeja; animal que popularmente da el nombre a la casa, ya que muchos la denominan coloquialmente como la “Casa de la abeja”.

Mansión masónica

La mansión se cree que sirvió de sede para reuniones secretas de los masones  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Todos estos elementos decorativos asocian la casa a los masones, aunque será el ojo de la providencia, que parece adueñarse del frontón, quien da pistas claras de su asignación religiosa, de hecho, desde ciertas perspectivas la casa se asemeja más a un templo que a los otros hogares de esencia otomana que existen en Büyükada.

Sea cierto o no su vinculación con la logia, lo que si esta claro que la Mansión Sabuncakis es uno de los edificios más fotografiados y queridos de la isla, un predio con personalidad e historia que uno no puede obviar si se quiere disfrutar plenamente del paraíso de las Islas Príncipe.

La mansión de los masones de Büyükada
Actualizado el 8 marzo,2016.
Publicado por

Anuncios
Mezquita de Hamidiye

Una mujer reza en el interior de la Mezquita de Hamidiye  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Hamidiye Büyükada

Hamidiye es la mezquita más importante de las islas Príncipe  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

mezquita de Hamidiye

Piso superior de la mezquita de Hamidiye  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Mezquita de Hamidiye

Vista de la mezquita de Hamidiye  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La Mezquita de Hamidiye (Hamidiye Camii en turco) fue construida en el año 1895 bajo el auspicio del sultán Abdülhamid II. Ubicada en la isla de Büyükada, se trata de la mezquita más grande y conocida de todas las existentes en el archipiélago de las Islas Príncipe.

Mezquita de Hamidiye en Büyükada
Actualizado el 3 junio,2016.
Publicado por

Cuando uno divisa desde el mar el bello perfil de Büyükada en Estambul, nuestra vista siempre se desvía hacía una inmensa estructura de madera que corona uno de los puntos altos de la isla; sin saberlo hemos divisado el conocido Orfanato griego (Büyükada rum yetimhanesi en turco), un espectacular refugio que durante años alojó a cientos de niños ortodoxos sin hogar.

Büyükada

El Orfanato Griego de Büyükada esta considerado como el edificio en madera más grande de Europa y el segundo del mundo  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Pese a que la labor solidaria y altruista dominó sus usos durante el tiempo que permaneció activo, el edificio tuvo un origen más especulativo ya que su destino inicial era el de convertirse en un hotel-casino de lujo para los clientes de la Compagnie Internationale des Wagons-Lits, empresa que durante años gestionó con éxito la célebre ruta ferroviaria del Orient Express; de su diseño se encargaría Alexander Vallaury, famoso arquitecto de origen francés que ya había regalado a la ciudad importantes obras arquitectónicas como es el caso del Hotel Pera o la sede central del Banco Otomano.

El proyecto hotelero sería un fracasó por la negativa del sultán Abdülhamid II de autorizar su apertura y el edificio, ya terminado, acabaría en 1898 en las manos de Eleni Zarifi, viuda de un adinerado banquero, quien lo donó al patriarcado ortodoxo con la condición de que abriese en sus instalaciones un orfanato para los niños pobres de la comunidad de origen griega; hay que tener en cuenta que a finales del siglo XIX y principios del XX la comunidad ortodoxa era muy importante en número en Turquía y muchos niños quedaban huérfanos todos los años como consecuencia de los continuos conflictos a los que se enfrentaba el Imperio Otomano.

El orfanato abrió sus puertas en 1903 con el beneplácito del sultán quien incluso hizo su propia aportación económica a la causa concediéndole además un estatus de exención de impuestos. Permaneció en activo hasta 1964 momento en el que la caída de la población ortodoxa y la reducción del número de huérfanos hizo innecesario la continuidad de las instalaciones y el inmenso recinto de más de 23.000 metros cuadrados fue abandonado. Las posteriores disputas entre el estado turco y el patriarcado de Constantinopla por su titularidad ahondó en el deterioro de esta espectacular construcción de 6 alturas que está considerada como el edificio hecho en madera más grande de Europa y el segundo del mundo sólo detrás del templo de Todaiji en Japón.

Orfanato griego Islas Principe

Este edificio, hoy abandonado, acogió durante años un orfanato de la comunidad ortodoxa  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

En 2010 la Corte Europea de Derechos Humanos resolvió el conflicto entre las partes a favor de la iglesia ortodoxa quien no solo recuperó su titularidad sino que a la par propuso la creación en sus instalaciones de un instituto de investigación medioambiental. El proyecto lleva años parado, especialmente por la inmensa aportación económica necesaria para restaurar este coloso de madera, así como por las continuas discrepancias entre el gobierno turco y el patriarcado; todo ello esta dificultando el ilusionante sueño de muchos lugareños y visitantes que desde hace mucho tiempo desean recuperar para la sociedad a este auténtico símbolo de las Islas Príncipe.

El orfanato griego de Büyükada, el edificio de madera más grande de Europa
Actualizado el 27 julio,2016.
Publicado por