Archivos de la categoría ‘Vecindarios de Estambul’

En los últimos años, el gobierno islamista turco ha llenado de alminares el perfil de Estambul, en un afán por construir grandes mezquitas que no tiene parangón en la historia del país y solo comparable en magnitud a lo levantado durante los años posteriores a la conquista otomana de la ciudad.

El último proyecto aprobado y que se materializará en los próximos años será la Nueva Mezquita de Taksim, una vieja ambición del gobierno de Estambul; un majestuoso edificio que ha sido reconfigurado en innumerables ocasiones y cuyo diseño ha evolucionado desde una mezquita desbordante en lo arquitectónico y abierta a otros cultos no islámicos, a otra con influencias de estilo Art Decó, pero más clásica en su concepción y con mayor impacto visual en el entorno.

nueva mezquita de Taksim

Imagen de la nueva mezquita de Taksim cuando este finalizada

El objetivo del proyecto no es solo dar servicio a la comunidad islámica que vive en la zona, sino controlar a través de la religión una plaza como la de Taksim, cargada de gran simbolismo republicano y de lucha por los derechos sociales, la cual, además, durante muchos años sirvió como puerta de entrada a una de las principales áreas de residencia de las minorías cristianas.

La mezquita competirá en altura (30 metros) con las cercanas iglesias de Aya Triada  y Surp Hovhan Vosgeperan y tendrá capacidad para alojar a 2600 fieles en oración. La misma se construirá en la parte trasera de la galería de arte Taksim -Maksem, en un solar anteriormente utilizado por la policía para alojar material propio.

No sabemos como la nueva mezquita se integrará en la identidad abierta y cosmopolita de Taksim, pero es evidente que la misma va a cambiar para siempre el perfil y el ambiente sonoro del que es considerado el verdadero corazón de Estambul.

Proyecto definitivo de la nueva mezquita de Taksim
Actualizado el 20 febrero,2017.
Publicado por

La popular avenida İstiklâl de Estambul guarda numerosos secretos que a veces permanecen ocultos a los ojos del visitante novel, uno de estos espacios con encanto es el comercial Pasaje de Europa (Avrupa Pasaji en turco).

Pasaje de Europa

Entrada al Pasaje de Europa  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Este pasaje, conocido por sus tiendas de joyas y souvenirs, se abre al público a través de una escondida puerta que parte del Mercado del Pescado (Balık Pazarı en turco), muy cerca de la popular Cité de Pera y de la iglesia armenia de Uç Horan.

Inaugurado en 1874, este pequeño centro comercial se levanta sobre unos terrenos antiguamente ocupados por el Teatro Naum, una recordada infraestructura cultural que fue destruida en un gran incendio en 1870.

Pasaje Europa

Interior del Pasaje Europa o del Espejo  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Fue obra de Domenico Pulgher, un arquitecto de origen austriaco que nos regalo a la vista un pasaje de 56 metros de longitud coronado por un techo acristalado que proporciona abundante luz al conjunto de 2 plantas y que ha hecho que sea conocido popularmente como el Pasaje de los espejos (Aynalı Pasaj en turco).

Uno de los elementos más destacables del Pasaje son sus estatuas y faroles de estilo clásico, que desde su posición elevada envuelven de arte a las tiendas existentes en la planta baja, las cuales se distribuyen de forma ordenada a ambos lados de un estrecho pasillo.

Suleiman

Algunos de los productos que se pueden encontrar en el Pasaje de Europa  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Pese a no ser el pasaje comercial más frecuentado de Estambul, si es uno de lo más interesantes y bellos, un lugar para comprar y para disfrutar de los rincones secretos que siempre nos ofrece esta hermosa ciudad.

El Pasaje de Europa o del Espejo
Actualizado el 24 enero,2017.
Publicado por

Vivir casi al lado de uno de los monumentos más famosos de Estambul, el Museo de Chora, no ha supuesto un importante trasiego de turistas hacía la iglesia de Pammakaristos pese a que su colección de mosaicos bizantinos son equivalentes en antigüedad y belleza; quizás sea su localización en uno de los barrios más conservadores de Estambul (Çarsamba) lo que ha provocado que el turista clásico la ignore, con todo si uno ha visitado la iglesia de Chora y ha disfrutado del arte bizantino no esta de más desviarse 10 minutos y acercarse a esta pequeña pero a la vez bella iglesia-mezquita.

Pammakaristos

Exterior de la iglesia de Pammakaristos  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Pammakaristos toma forma y altura tras la caída del Imperio latino de Constantinopla en 1261; la vuelta a la ortodoxia bizantina provoca la reconstrucción de muchas iglesias y así de las ruinas de otra previa surge el templo de Theotokos Pamakaristos construido entre 1292 y 1294 por Miguel Ducas Tarchaneiotes, sobrino del emperador Miguel Paleologo VIII. Años más tarde la esposa de Miguel Ducas, María, añadiría una capilla lateral o paraclesion que hoy en día conforma el núcleo principal del museo y que contenía de las tumbas de sus mentores.

Pese a la caída de Constantinopla y la llegada de los otomanos, la iglesia continuó durante largo tiempo celebrando culto cristiano entre sus paredes, de hecho acogió desde 1455 a 1586 el patriarcado ortodoxo hasta que este se trasladó definitivamente a su actual sede en el barrio de Fener.

paraclesion de Pammakaristos

Los mosaicos bizantinos lucen en el techo del paraclesion de la iglesia de Pammakaristos  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Desprovisto del amparo espiritual del patriarca, llamó la atención del sultán Murat III el cual quiso celebrar sus victorias bélicas en Georgia y Azerbayán reconvirtiendo la iglesia en una mezquita, que en 1592 pasó a denominarse Fethiye Camii.

El nuevo templo musulmán alteró la distribución interior y destruyó la belleza original que atesoraba la iglesia sin aportar elementos arquitectónicos de interés, con suerte el paraclesión fue salvado y restaurado a mediados del siglo XX por el Byzantine Institute of America y el centro de estudios bizantinos de Dumbarton Oaks

La visita al museo (inaugurado en 2006) puede parecer corta ya que el espacio a descubrir es pequeño y se reduce a los jardines exteriores y al paraclesión, pero una vez dentro la concentración de mosaicos solo puede ser considerada como espléndida, puzzles de diseño espiritual que reflejan a Jesús y a diferentes referentes cristianos como la Virgen María, San Juan Bautista o el mismo San Gregorio. 

Quizás lo más sorprendente y valioso de este espacio es ver como estas piezas del arte bizantino tardío dominan la vertical hasta un punto que su admiración puede provocarnos cierto dolor de cuello, aflicción temporal que se compensa con el disfrute de los que son algunos de los mosaicos bizantinos mejor conservados de Estambul solo superados en talento por los mostrados en las paredes de Chora y Santa Sofía.

Pammakaristos Estambul

Mosaicos bizantinos en la iglesia de Pammakaristos  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La visita se puede complementar acercándonos a la mezquita adyacente que exteriormente no está excesivamente alterada y aún guarda la belleza de ese juego de cúpulas único de la arquitectura preotomana. Su interior muestra un enfoque islámico sin elementos sobresalientes y con una decoración hasta cierto punto desordenada  que la hace diferente a otras mezquitas de Estambul. Indicar que las mujeres suelen estar muy limitadas en su acceso al templo (es decir rápidamente serán dirigidas a la sección de mujeres) dado el celo del personal de la misma que se nutre del intenso conservadurismo que invade el barrio.

Fethiye camii

Mezquita de Fethiye  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Pammakaristos es reflejo de la grandeza visual y arquitectónica del periodo bizantino, un monumento pequeño pero cuyos detalles son grandes en historia y valor, un resumen del intenso rico pasado de la ciudad de Estambul. 

Para ver la localización de la iglesia de Pammakaristos pinchar aquí

Pammakaristos, la otra joya bizantina de Estambul
Actualizado el 15 diciembre,2016.
Publicado por