Sinagoga de Yanbol

La Sinagoga de Yanbol constituye uno de los últimos recuerdos vivos de la presencia hebrea en el barrio de Balat, vecindario que durante siglos constituyó el principal bastión de la comunidad judía de Estambul.

Yanbol sinagoga
Interior de la sinagoga de Yanbol Foto: turkyahudileri.com

Yanbol es, junto a la Sinagoga de Ahrida, el único templo hebreo que en la actualidad ofrece servicios regulares en el barrio, aunque son varias más las sinagogas que aun persisten en la zona (en dispar estado de conversación) como son los casos de Çana o İştipol.

Pese a todo, sus fieles ya no residen en Balat ya que la populosa comunidad hebrea que vivía aquí antes de 1940 fue progresivamente moviéndose a otras ubicaciones más modernas de la ciudad o bien emigró a Israel; el hecho de que la sinagoga permanezca abierta es debido a que muchos de sus antiguos pobladores siguen manteniendo lazos sentimentales con el barrio o bien aun son propietarios de edificios u oficinas en la zona, siendo la misma utilizada principalmente para ceremonias privadas.

yanbol balat
Sinagoga de Yanbol Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Su nombre hace referencia a la ciudad búlgara de Yanbol, localidad de donde procedían la mayoría de los judíos que fundaron la sinagoga; se cree que fue construida originalmente durante la época bizantina, aunque su aspecto actual procede de la última gran reforma realizada en 1895.

La sinagoga, ubicada en la calle Lavanta, pasa ciertamente desapercibida para la mayoría de los viandantes, aunque es fácil de identificar si uno repara en un singular comercio cercano conocido como “Terekeci”, que vende pintorescos objetos de segunda mano muchos de los cuales son mostrados colgando de la fachada.

Su modesto exterior no hace justicia con la elegancia interna de la misma, así la sinagoga puede presumir no solo de una amplia iluminación natural, generada por un gran número de ventanales, sino que también luce una hermosa Tevah, situada en el centro del hall, cuya puertas exhiben incrustaciones de madre perla y marfil. Con todo es su techado de madera, donde se exhiben interesantes pinturas florales, el elemento más singular de todo el conjunto.

Sinagogas como Yanbol son esenciales para entender la compleja identidad de Balat, un barrio en plena revolución social y cultural, que poco a poco se está convirtiendo en un vivero cultural único, un vecindario pleno de personalidad y cuyas raíces hablan en hebreo o ladino.


Actualizado el 23 abril,2019.
Publicado por 

Sinagoga Hesed Le Avraam

La sinagoga de Hesed Le Avraam (Büyükada Hesed Le Avraam sinagogu en turco) es un templo judío ubicado en Büyükada, que sirve de oratorio para la comunidad judía que habita los meses de verano esta popular isla de Estambul.

Büyükada
Sinagoga Hesed Le Avraan   Foto: http://www.turkyahudileri.com/index.php/en/

La sinagoga fue construida en terrenos cedidos por Avraam Arslan Efendi Fresko, a cuyo honor se le dedicó el nombre del templo. Fue diseñada por el arquitecto Gabriel Tedeschi e inaugurada inicialmente en el año 1904 aunque sería renovada en 1921.

Sinagogas Estambul
Cúpula de la sinagoga de Büyükada  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La sinagoga está ciertamente oculta de la vista desde la calle, lo cual impide admirar su bella fachada. Pese ser una sinagoga de uso estacional, cuenta con una importante aforo distribuido por sus dos pisos, siendo la planta superior (tradicionalmente dedicada a la oración femenina) la más singular ya que su bancada a modo de palco se retuerce al son de su cúpula, de la cual cuelga una espectacular lámpara en araña, que ilumina el sentimiento judío que aun pervive en las Islas Príncipe.


Actualizado el 7 junio,2018.
Publicado por Miguel Ángel Otero Soliño

İştipol, la sinagoga de madera de Estambul

La antigua iglesia de Chora es uno de los lugares más visitados de Estambul, pero muchos desconocen que colindante a este famoso museo se encuentra la Sinagoga de İştipol, un recuerdo vivo de la vibrante comunidad judía de Balat y uno de los escasos templos de madera que sobreviven en Turquía.

Sinagoga de İştipol Estambul
Estrella de David en la fachada de la Sinagoga de İştipol  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Fundada por judíos sefardíes procedentes de Macedonia

La expulsión de los judíos de España llevó a pequeñas comunidades sefardíes a instalarse, a mediados del siglo XIV, en el territorio de la actual república ex yugoslava de Macedonia, siendo uno de los lugares elegidos la ciudad de Štip (İştip en turco).

La comunidad judía de Štip prosperó hasta que la conquista otomana de la ciudad cambió los roles políticos y religiosos en todo el territorio, generando una nueva perspectiva social que llevó a algunos judíos a emigrar de nuevo con destino esta vez a Estambul.

Hay que resaltar que los gobernadores turcos fueron relativamente tolerantes con los judíos, de hecho los sultanes promovieron que los mismos se instalasen en ciertos barrios de la capital otomana; esta tolerancia religiosa viene motivada por dos factores, por un lado por la valorada maestría profesional de los judíos y por otro para diluir la concentración de cristianos ortodoxos en ciertas de áreas de la ciudad (también se usaron a los armenios con el mismo objetivo), ya que su alto número podía suponer un peligro de revuelta.

Uno de los barrios destinatarios de esta emigración judía fue Balat, ubicado en el actual distrito de Fatih, y que aun a día de hoy preserva una de las mayores concentraciones de sinagogas activas de Estambul, como es el caso de los templos de Ahrida o Yanbol.

Los judíos de Štip promovieron en Balat la construcción de una pequeña sinagoga que recibiría de forma popular el nombre de Estipolİştipol y que quedó situada al amparo físico de la Mezquita de Kariye, la cual ocupaba el edificio de la antigua iglesia ortodoxa de Chora.

Sinagoga de İştipol
La de İştipol es uno de las pocas sinagogas de madera que existen en Estambul  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Una de las pocas sinagogas de madera de Turquía

La de İştipol (İştipol sinagogu en turco) es una de las sinagogas más antiguas de Estambul, de hecho se tiene constancia documental de su construcción en 1693, pero algunas fuentes incluso hablan de la existencia de una anterior; la misma fue reconstruida en 1898 tras ser arrasada por un gran incendio que asoló el barrio en 1896.

Pese a ser una sinagoga pequeña y de decoración interior sencilla, reducida a los elementos esenciales de la liturgia judía, tiene gran valor arquitectónico al ser uno de los pocos templos turcos hechos en madera que han conseguido sobrevivir al paso de los años, motivo por el que está protegida desde el año 1987.

Exteriormente la sinagoga es solo visible en su parte posterior, ya que su fachada principal está tapada por un muro, de ahí que pase inadvertida, aunque uno la puede visibilizar parcialmente si sube a las escaleras de un bloque de viviendas de estética otomana situada justo en frente; este último edificio, pese a su mal estado de conservación, es también digno de ver al ser uno de las pocas construcciones históricas de madera que sobreviven en la zona, junto al conjunto de casas situadas en la cercana calle Kariye Bostanı.

Pese a la protección, esta sinagoga otomana ha sufrido graves problemas de conservación, iniciados con la emigración de judíos o bien a Israel o a distritos más modernos de la ciudad, hecho que despobló Balat de hebreos y conllevó el cierre al culto de la sinagoga en 1951, permaneciendo durante décadas en estado de semi-abandono y solo sobreviviendo de su ruina total por la labor desinteresada de ciertos miembros de la comunidad.

Sinagoga de Istipol
Miembros de la comunidad judía rezando en el interior de la sinagoga de Istipol http://www.turkyahudileri.com

Reabierta al culto en 2016 

Tras reformas menores, el 8 de enero de 2016 la sinagoga fue reabierta al culto con una ceremonia sencilla que atrajo a decenas de miembros de la comunidad judía de Estambul, entre ellos la del gran Rabino de Turquía Isaac Haleva.

Pese a todo, no se prevé que la sinagoga abra de forma regular, la misma aun carece de corriente eléctrica, quedando su uso reducido a eventos y festividades judías; con todo no esta de más acercarse a la sinagoga tras realizar visitar el Museo de Chora, porque quizás tengamos suerte y podamos disfrutar de este recuerdo en madera de la aportación judía a la ciudad de Estambul.


Actualizado el 28 marzo,2017.
Publicado por Miguel Ángel Otero Soliño