Archivos de la categoría ‘Patrimonio judío’

La sinagoga de Neve Şalom (Neve Şalom sinagogu en turco) es sin duda el principal referente de la comunidad judía de Estambul, no solo por ser el mayor de los templos hebreos de la ciudad, sino también por conformar el escenario más utilizado en la activa vida social y religiosa de esta histórica minoría.

Neve Şalom

Interior de la sinagoga de Neve Şalom  Foto: http://www.nevesalom.org

Neve Şalom, cuyo nombre significa “Oasis de Paz“, constituye un verdadero refugio de espiritualidad judía. De rito sefardí y ubicada en las cercanías de la Torre de Gálata, su discreta puerta exterior pasa generalmente desapercibida para turistas y viandantes, pero ello no quita valor a su hermoso y majestuoso interior donde caben hasta 2000 fieles en oración, los cuales se distribuyen en dos plantas siguiendo los cánones clásicos del sefardismo turco, donde las mujeres ocupan los asientos de la planta superior.  

Neve Şalom

Entrada a la sinagoga de Neve Şalom  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Este simbólico templo tiene su origen en los años 30 del siglo XX cuando el exponencial crecimiento de la población judía en el barrio de Gálata – Karaköy (el cual sigue siendo el vecindario con mayor numero de sinagogas activas de Estambul), llevó a la comunidad hebrea a plantear la creación de nuevas salas de oración, siendo el hall de un antiguo colegio femenino judío existente en la calle Büyük Hendek, en el actual barrio de Bereketzade, uno de los lugares elegidos. En 1948 se dio un paso hacia delante y se aprobó la construcción de una nueva sinagoga bajo proyecto de Elio Ventura y Bernard Motola, renovación espacial radical que supuso la destrucción del colegio y el levantamiento de un nuevo edificio, que pasó a ocupar el espacio físico que en el pasado ocupaba la desaparecida Sinagoga de Aragón.

Neve Salom Istanbul

Vista de las bancadas de Neve Salom Foto: http://www.nevesalom.org

El 25 de marzo de 1951 fue inaugurada por el Gran Rabí Rafael Saban convirtiéndose en poco tiempo en el principal escenario para la realización de ceremonias propias de la comunidad tales como bodas, funerales o Bar-Mitzvahs. Además, a lo largo de su historia también ha sido sede de importantes actos públicos como la conmemoración, en 1992, del 500 aniversario de la llegada de los judíos sefarditas a Turquía tras su expulsión de la España de los Reyes Católicos.

Un templo único y singular que ha sobrevivido hasta 3 ataques terroristas (1986, 1992 y 2003), los cuales se llevaron consigo la vida de 49 personas y a cuyo recuerdo se le dedican sentidas palabras en su interior, de hecho su histórico reloj permanece inactivo como recuerdo del momento en el que se produjo uno de ellos. Esta amenaza constante justifica un cierto celo por la seguridad que impide que la sinagoga pueda ser visitada sin un permiso especial del Rabinato de Turquía.

Con todo y pese la amarga historia reciente de la sinagoga, la misma sigue funcionando plenamente demostrando la capacidad de supervivencia y superación del pueblo sefardí, una comunidad que en 1492 fue expulsada de la península ibérica y que el Imperio Otomano acogió como sus súbditos, creando un vínculo fuerte entre dos pueblos que ha sobrevivido más de 5 siglos y cuyo mayor referente se encuentra en esta sinagoga que inspira paz, tanto en su nombre como en sus hechos.

Neve Şalom, la sinagoga más importante de Estambul
Actualizado el 23 mayo,2016.
Publicado por

El barrio de Balat fue durante siglos uno de los epicentros de la comunidad judía de Estambul; tiempos de esplendor en el que el pueblo hebreo construyó numerosas sinagogas de las cuales solo unas pocas han llegado a nuestros días, entre las supervivientes se encuentra la conocida como Sinagoga de Ahrida o Kal de Ohrid.

Sinagoga Ahrida

Vista exterior de la Sinagoga de Ahrida en Balat  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Ahrida está considerada la sinagoga más antigua de Estambul, siendo construida a principios siglo XV por judíos Romaniotes procedentes de la localidad de Ohrid en la actual República de Macedonia, de ahí el nombre que recibe el templo. Estos judíos, que estaban asentados en la ciudad antes de la conquista otomana de Constantinopla, serían asimilados por los sefardíes, que tras ser expulsados en 1492 por los Reyes Católicos de España, se asentaron en el barrio y con el tiempo acabaron imponiendo su cultura y haciendo uso exclusivo de la sinagoga.

A lo largo de la historia la sinagoga sufrió innumerables modificaciones, de hecho el edificio actual poco tiene que ver con el que existía en sus orígenes y su impecable imagen es fruto de la reforma realizada en el año 1992 por el arquitecto Hüsrev Tayla con el fin de conmemorar el quinto centenario de la llegada de los sefardíes al imperio Otomano. Durante su reforma libre, el arquitecto se inspiró en la arquitectura y decoración que se presumía existía en el siglo XV, añadiendo elementos nuevos inspirados en el palacio de Topkapi y la villa de Amcazade Hüseyin Paşa.

Ahrida

Tebá de la Sinagoga de Ahrida con forma de barco   Fuente http://elirab.me/

Su interior es sencillo a la vez que cálido, con numerosas vidrieras y lamparas de época que con su luz iluminan una larga bancada de sillas de madera que en su configuración rodean los elementos más logrados de la sala el Arón Kodesh y la Tebá.

La Tebá de Ahrida es sin duda su característica más singular; se trata de una tarima elevada de madera con forma de proa de barco que se cree que representa los navíos que los sefardíes utilizaron para alcanzar la costa turca tras su expulsión de España y Portugal; aunque esta teoría no es aceptada por todos los historiadores de hecho muchos relacionan esta peculiar forma con el arca de Noé.

Arón Kodesh

Arón Kodesh de la sinagoga de Ahrid  Fuente http://elirab.me/

Como curiosidad indicar que la sinagoga fue la única en la que Shabbatai Tzevi, fundador de la secta judía-musulmana Dönme, rezó cuando el mismo visitó la ciudad. También es el único monumento judío que aparece representado en el popular museo Miniatürk.

El acceso a la Sinagoga de Ahrida (Ahrida Sinagogu en turco) esta cerrado al publico general y para su visita es necesario un permiso especial del Rabinato de Turquía; de todos modos existen numerosas agencias de viajes que incluyen la misma en sus paquetes turísticos y según cuentan los vecinos del barrio, en ocasiones el vigilante del templo permite el acceso libre a ciertos turistas.

Actualmente, dado que apenas quedan judíos en el barrio, su uso litúrgico esta limitado solo a ciertas celebraciones y eventos.

Ahrida, la sinagoga más antigua de Estambul
Actualizado el 5 setpiembre,2016.
Publicado por

Muy cerca de la conocida Torre de Gálata, se asienta una hermosa sinagoga cuya fachada constituye uno de los edificios más característicos del barrio de Gálata y el último templo activo de la comunidad asquenazí de Estambul, hablamos de Yüksekkadırım Ashkenaz Sinagogu.

Los judíos asquenazís, de origen centroeuropeo, siempre constituyeron una minoría dentro de la importante comunidad judía de la ciudad, la cual mayoritariamente era de sangre sefardí. En sus tiempos de esplendor, la comunidad asquenazí llego a contar con dos santuarios en activo más, Tofre Bedagim y Or Hadaş, pero a día de hoy solo la presente sinagoga se mantiene con uso litúrgico, como consecuencia de la caída poblacional de la comunidad cuyo numero es inferior a los 500 fieles.

Sinagoga Asquenazí

Fachada de la Sinagoga Asquenazí de Gálata  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La conocida como sinagoga asquenazí, fue inaugurada con una gran ceremonia el 17 de septiembre de 1900 y tiene capacidad de albergar hasta 400 fieles en oración. En su interior, los colores pálidos de sus paredes crean un ambiente intimo a la vez que cálido que se complementa con un mobiliario de madera sencillo. De los elementos más destacables, se encuentra el arca sagrada que sirve de almacén a los rollos de la Torá y una cúpula celeste llena de estrellas que es coronada por el símbolo del rey David.

Exteriormente la sinagoga es muy lúcida y pese a estar flanqueada por edificios, es capaz de captar la atención a los viandantes, como consecuencia de la fuerza inherente a los colores rojizos de su fachada. En la misma se dibujan tres arcos de herradura que albergan ventanales circulares con simbología judía y dos pequeñas cúpulas en lo alto.

Todo ello la hace un monumento de gran interés y un elemento mas que define la diversidad y grandeza de la historia de una ciudad escrita con sangre de historia.


Sinagoga asquenazí de Gálata
Actualizado el 31 agosto,2016.
Publicado por