Archivos de la categoría ‘Iglesias’

Una hermosa fachada neoclásica sorprende a diario a los miles de peatones que caminan por la populosa avenida İstiklâl en Estambul, pero muchos ignoran que tras esa triple puerta, coronada por una estatua de la virgen, se esconde una de las parroquias católicas más antiguas de la ciudad: Santa María Draperis (Meryem Ana Draperis Latin Katolik Kilisesi en turco).

Quien consiga perder la vergüenza y traspasar la puerta, podrá adentrarse en los dominios de una pequeña república espiritual tan discreta que apenas nadie se percata de la existencia de un pequeño monasterio franciscano en su interior; monjes de varias nacionalidades que descienden las empinadas escaleras para orar en la iglesia que cierra el patio y que se encuentra flanqueada por bloques de apartamentos.

Santa María Draperis

Entrada de la iglesia de Santa María Draperis  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Una generosa donante que dio nombre al templo

El templo muestra una insulsa fachada exterior cuya simetría es continuamente rota por ventanales y que se encuentra coronada por un modesto campanario; frontón de entrada que anticipa una iglesia de planta cuadrada y de techo abovedado que se asienta en unos antiguos terrenos pertenecientes a Clara Bratola Draperis, mujer genovesa quién donó los mismos con el fin de levantar un templo que vería la luz en 1584 y cuyo nombre homenajea a su benefactora.

santa-maria-draperis

Entrada de la iglesia de Santa María Draperis  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Un interior íntimo y bello

Edificio religioso de aire levantino que a lo largo de los siglos sufrió varios incendios, siendo la actual iglesia fruto de la restauración realizada en 1904 por el arquitecto Guglielmo Semprini, que concedió a su interior una belleza que anima a la reflexión y a la oración. Así la íntima luz de las velas nos revela una iglesia donde sobresale un altar de mármol rosa de Carrara, que está adornado por un icono donado por la propia Draperis y que es de uno de los pocos elementos que sobreviven de la iglesia original.

iglesia-de-santa-maria-draperis

Interior de la iglesia de Santa María Draperis  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Las paredes se llenan de escenas bíblicas y otras inspiradas en la vida y obra de San Francisco, pigmentos sagrados que se entremezclan con oraciones expresadas en varios idiomas, ya que las misas son celebradas principalmente en lengua italiana pero también en coreano e incluso en español, siendo una de las pocas iglesias de la ciudad donde existen servicios en nuestra lengua.

Pila bautismal

Pila bautismal  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Una autentica superviviente

Santa María Draperis es una iglesia que ha sobrevivido a incendios, guerras, terremotos y a mil avatares distintos a lo largo de su dilata historia y que actualmente lucha contra la caída agónica de población de origen italiana, pero que a costa de adaptarse sigue viva y manteniendo un impulso espiritual fuerte y de hecho es habitual ver numerosos feligreses en su interior, singularidad y fortaleza interior que la digna de una o varias visitas.

Santa María Draperis, una de las parroquias católicas más antiguas de Estambul
Actualizado el 18 octubre,2016.
Publicado por

La Iglesia de Aya Mina (Samatya Aya Mina Rum Ortodoks Kilisesi en turco) es uno de los templos ortodoxos más importantes de Samatya, una zona predominantemente cristiana del distrito de Fatih en Estambul.

Aya Mina

Fachada de la iglesia de Aya Mina  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El templo actual fue construido en 1833 por el arquitecto Konstantis Yolasığmazis y se asienta sobre las ruinas de un antigua iglesia que honraba a San Policarpio de Esmirna y que fue destruida por el gran incendio que afectó a Samatya en 1782.

El edificio está localizado en un promontorio, de tal forma que desde la calle principal muestra gran parte de su cuerpo que toma cimientos sobre un taller mecánico de lavado que afea el conjunto. En los aledaños del centro de lavado, se ubican los existen los restos de un primitivo Martyrium cristiano.

Samatya Aya Mina Rum Ortodoks Kilisesi

Entrada de la iglesia de Aya Mina  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Sobre su perfil destaca especialmente su lúcido campanario, añadido tras la reformas de Tanzimat y un muro alto que bordea el recinto por la calle superior donde se encuentra la entrada al público y donde su ubica otro campanario más modesto.

La iglesia, que recibe su nombre de un manantial sagrado o Ayazma que homenajeaba a San Menas, sufrió importantes daños durante el Pogromo de 1955, aunque fue restaurada y actualmente puede ser visitada aunque en muchas ocasiones la puerta permanece cerrada.

Aya Mina

Campanario de la iglesia ortodoxa de Aya Mina  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño


Iglesia ortodoxa de Aya Mina en Samatya
Actualizado el 29 julio,2016.
Publicado por

Muchos la buscan, pero el rojizo Colegio griego de Fener oculta su sencillo perfil, sombra monumental que no puede esconder la importancia histórica de Santa María de los Mongoles porque esta pequeña iglesia no es un templo cualquiera, hablamos de un verdadero ejemplo de supervivencia, la auténtica decana de las iglesias de Estambul y la única que ha permanecido en activo desde el Imperio Bizantino.

Santa María de los Mongoles

Retablo de la iglesia de Santa María de los Mongoles  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Esta parroquia ortodoxa está presente en el paisaje de Estambul desde el año 1261, fecha coincidente en el tiempo con el fin del Imperio Latino, aunque con anterioridad el terreno ya había sido ocupado por un monasterio. Aunque fue auspiciada por Isaac Dukas, el monumento acabaría vinculada para siempre a María Paleólogina, hija ilegitima del emperador Miguel VIII Paleólogo cuyo matrimonio con el Kan mongól Abaqa formó parte de la compleja política de pactos bizantinos; tras el asesinato de su esposo, huyó a Constantinopla donde se convirtió en monja fundando un convento anexo al templo. La popularidad de María hizo que la iglesia quedase adscrita nominalmente a su figura pasándose a denominar desde aquella como Santa María de los Mongoles (Panayia Muhliotissa o Moğolların Azize Meryem Kilisesi en turco).

Santa María de los Mongoles

Exterior de la iglesia de Santa María de los Mongoles  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La sorprendente historia de esta heroína cristiana se adapta perfectamente al carácter innato de resistencia del templo, de hecho, en turco es conocida también con el nombre de Kanlı Kilise (La iglesia sangrienta en español) ya que durante la conquista otomana de Constantinopla, los bizantinos se atrincheraron en sus cercanías defendiendo su posición hasta la muerte. Baluarte de fe que sería sin embargo salvado por Atik Sinan, arquitecto griego converso y autor intelectual de la Mezquita de Fatih, quien medió ante el sultán para impedir su destrucción; la leyenda dice que el líder otomano la donó a la madre de Atik, salvación plasmada en un documento que fue refrendado años más tarde por el sultán Bayezit II y que aun se preserva en el interior de la iglesia.

Santa María de los Mongoles

Interior de la iglesia de Santa María de los Mongoles; en la pared se observan los documentos firmados por Mehmet II y Bayezit II que plasman la propiedad legítima de la iglesia por parte de la comunidad ortodoxa  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Desafortunadamente, los habituales incendios que solían arrasar esta parte del Cuerno de Oro se llevaron consigo gran parte del encanto medieval de la iglesia y así como su original estructura tetragonal. Con todo si conseguimos acceder a la misma, normalmente la iglesia permanece cerrada al público, aun podremos disfrutar de algunos de los retablos más antiguos y singulares de Estambul. Pinturas de santos y vírgenes que se distribuyen de una forma desordenada sobre las paredes mientras piden a gritos una restauración que les devuelva brillo y color.

El interior es oscuro y caótico en su decoración, con una división interior que da una sensación rara al conjunto que dista mucho en su distribución y altura a lo observable en otras iglesias de la ciudad; una singularidad arquitectónica que junto a su historia la convierten en una joya digna de visita, porque Santa María de los Mongoles quizás no sea el templo cristiano más bello pero si puede presumir de ser el mejor ejemplo del devenir cronológico de toda una ciudad.

Iglesias Estambul

Retablos ortodoxos en el interior de la iglesia  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño


La iglesia en activo más antigua de Estambul
Actualizado el 25 mayo,2016.
Publicado por