Archivos de la categoría ‘Bazares históricos’

La popular avenida İstiklâl de Estambul guarda numerosos secretos que a veces permanecen ocultos a los ojos del visitante novel, uno de estos espacios con encanto es el comercial Pasaje de Europa (Avrupa Pasaji en turco).

Pasaje de Europa

Entrada al Pasaje de Europa  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Este pasaje, conocido por sus tiendas de joyas y souvenirs, se abre al público a través de una escondida puerta que parte del Mercado del Pescado (Balık Pazarı en turco), muy cerca de la popular Cité de Pera y de la iglesia armenia de Uç Horan.

Inaugurado en 1874, este pequeño centro comercial se levanta sobre unos terrenos antiguamente ocupados por el Teatro Naum, una recordada infraestructura cultural que fue destruida en un gran incendio en 1870.

Pasaje Europa

Interior del Pasaje Europa o del Espejo  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Fue obra de Domenico Pulgher, un arquitecto de origen austriaco que nos regalo a la vista un pasaje de 56 metros de longitud coronado por un techo acristalado que proporciona abundante luz al conjunto de 2 plantas y que ha hecho que sea conocido popularmente como el Pasaje de los espejos (Aynalı Pasaj en turco).

Uno de los elementos más destacables del Pasaje son sus estatuas y faroles de estilo clásico, que desde su posición elevada envuelven de arte a las tiendas existentes en la planta baja, las cuales se distribuyen de forma ordenada a ambos lados de un estrecho pasillo.

Suleiman

Algunos de los productos que se pueden encontrar en el Pasaje de Europa  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Pese a no ser el pasaje comercial más frecuentado de Estambul, si es uno de lo más interesantes y bellos, un lugar para comprar y para disfrutar de los rincones secretos que siempre nos ofrece esta hermosa ciudad.

Pasaje de Europa o del Espejo
Actualizado el 24 enero,2017.
Publicado por

Anuncios

El bazar de los libros (Sahaflar Çarşısı en turco) es una extensión del Gran Bazar situado al cobijo de la mezquita de Beyazit y que alberga a varias docenas de vendedores de libros de segunda mano.

A diferencia del ajetreo y ruido del Gran Bazar, este pequeño mercado respira cierta calma y tranquilidad, ideal para ojear los volúmenes que se exhiben en los puestos que rodean a una pequeña plaza pública. La mayoría del material ofertado es usado o con algunos años de antigüedad aunque también hay libros recientes, así como mapas o litografías; así mismo se vende bibliografía técnica, de hecho, muchos estudiantes turcos, especialmente los de la cercana Universidad de Estambul, acuden a este rastro para comprar los libros de su carrera.

bazar de los libros

El bazar de los libros  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Por desgracia para los turistas extranjeros, la mayoría de los libros son en turco y es incluso difícil encontrar material de cálidad en inglés y muy poco en otras lenguas, de hecho la variedad en lengua no turca es mayor en librerías de Taksim así como las existentes en las áreas más modernas del distrito de Beşiktaş o Şişli; pese a todo el rebuscar entre los estantes del bazar de los libros tiene un encanto único e intransferible y sólo por eso merece la pena conocer este coqueto espacio, un contacto con una antigua tradición y quizás el primer paso para descubrir la riqueza y diversidad de la literatura y lengua turca.

El bazar de los libros
Actualizado el 16 mayo,2016.
Publicado por

Muchos visitantes primerizos de Estambul son incapaces descubrir la infinita diversidad de lugares de interés localizados en las inmediaciones de la peatonal avenida İstiklâl, hecho que les hace llevarse una opinión confusa y en ocasiones incluso negativa del que es el verdadero epicentro social y cultural de la ciudad; con todo se trata de un error comprensible porque la mayor parte de los secretos de esta histórica calle se encuentran tras la fachada de los edificios como sucede con las teterías ubicadas en el patio interior del Pasaje Hazzopulo (Hazzopulo Pasajı en turco).

te turco

Patio del Pasaje de Hazzopulo  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Este coqueto patio nos traslada a una época en la que la población no musulmana (griega, armenia…) dominaba la actividad comercial de Beyoğlu, cuya “prosperidad” se tradujo en un gran número de galerías comerciales que entremezclaban la actividad mercantil pura de las tiendas con una cierta oferta de ocio gastronómico; uno de estos pasajes fue el de Hazzopulo el cual recibió el nombre de la familia griega que lo gestionó y financió, de hecho el espacio estaba tan vinculado a la comunidad ortodoxa que cuenta incluso con acceso directo a la cercana iglesia de la Virgen María.

Hazzopulo

Patio del Pasaje de Hazzopulo  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La población griega de Estambul sufriría amargamente las consecuencias del violento Pogromo de 1955, que conllevó la emigración masiva de la comunidad y la perdida de sus propiedades entre ellas el control del pasaje que incluso durante un tiempo fue denominado Danışman Geçidi, nombre impuesto por la junta militar nacida a raíz del golpe de estado de 1980 y que buscaba, con este gesto, eliminar sus orígenes griegos.

Construido en 1871, el Pasaje Hazzopulo se conecta a la calle İstiklâl a través de una discreta puerta, tras la cual aparece una angosta galería flanqueada por varias tiendas predominante de bisutería; tras una veintena de metros de estrecheces, la luz natural se hace dueña del entorno y nos ilumina un hermoso jardín de te empedrado con rocas del Mar Negro procedentes de Yalıköy (antigua Podima) y en la que varios árboles acompañan en su perfil a decenas de mesas así como a pequeñas tiendas y puestos de libros.

Este bucólico patio pasa desapercibido para la mayoría de los turistas, pero siempre ha sido muy popular entre la intelectualidad turca, quienes históricamente han usado sus mesas de te como punto de encuentro cultural y político, de hecho desde aquí se publicaba el periódico İbret uno de los principales órganos de expresión del movimiento reformista de los Jóvenes turcos. Actualmente el público son mayoritariamente estudiantes universitarios quienes consumen te y nargile mientras charlan animadamente o juegan a juegos de mesa tradicionales como el backgammon.

Oasis de libertad, este patio ha servido de escenario a innumerables películas turcas como es el caso de Gizli Yüz de Ömer Kavur;  un singular espacio que enamora a quien lo conoce porque existen pocos lugares tan agradables y fotogénicos como esta plaza pública, que si bien esta oculta al gran público se muestra siempre abierta para el disfrute de quienes quieran descubrir mas a fondo los secretos de la siempre mágica Estambul.

El patio del pasaje Hazzopulo, la tetería de los jóvenes turcos
Actualizado el 8 mayo,2016.
Publicado por