Archivos de la categoría ‘Calles con encanto’

Si uno preguntara a un estambulí sobre cual es el centro de su ciudad, pocos mencionaran los grandes monumentos de Sultanahmet, sino que todos dirigirán su vista hacía la avenida İstiklâl, la arteria por donde late la vida del Estambul moderno.

Oficialmente este calle peatonal se la conoce por el nombre de İstiklâl Caddesi (La Avenida de la Independencia en español), aunque en muchos lugares aun se menciona con su antigua denominación de “Grande Rue de Péra”, pero lo más curioso es que los turcos, muchas veces, la denominan erróneamente como Taksim, englobándola en un concepto más amplio de localización; que se le denomine abiertamente como Taksim, tiene un sentido ya que la misma nace en la plaza del mismo nombre, punto de encuentro habitual de los estambulíes y uno de los lugares más simbólicos del país.

İstiklâl Estambul

La Avenida İstiklâl en plena efervescencia  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Para entender el alma de İstiklâl, es necesario tener en cuenta que la calle y su entorno estuvo habitado históricamente por las minorías religiosas (cristianas o judías) y así como por el personal que trabajaba en las antiguas embajadas, esto le confiere un carácter y una configuración menos musulmana, siendo su atmósfera y arquitectura más próxima a lo observado en los bulevares de otras grandes capitales europeas.

Una de las calles más transitadas del mundo

Quizás lo más llamativo de adentrarse en esta rambla es la cantidad de gente que la recorre, de hecho se considera como una de las calles más transitadas del mundo con un flujo que alcanza los varios millones de personas al día, que se magnifica durante los fines de semana y cuya ruidosa presencia se alarga a bien entrada la madrugada.

Una marabunta sorprendentemente diversa, que abarca desde los jóvenes que buscan ocio, hasta el turista más conservador procedente de los países árabes, pasando por la clase media turca que busca adquirir bienes de consumo o el visitante extranjero que acaba de hacer un injerto de pelo.

Una masa humana que se aparta lentamente al paso de su mítico tranvía, cuya estampa entre la multitud es una de las fotografías más deseadas por los turistas; el sonido de la campana de este nostálgico vehículo se entremezcla entre el babel de voces donde ya no suena tanta el griego o al armenio, comunidades que históricamente habitaban el barrio y que gestionaban su intensa vida comercial hasta que el Pogromo 1955 lo cambio todo.

Tranvia Estambul

Su histórico tranvía es uno de los elementos más singulares de la avenida İstiklal  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El Pogromo de Estambul y el efecto sobre la comunidad griega y armenia

La falsa noticia sobre un ataque a la casa natal de Kemal Atatürk en Salónica, fue la chispa que encendió una mecha nacionalista, orquestada previamente por militares turcos, que conllevó el saqueo de las propiedades de estas minorías, muchas de las cuales emigraron del país tras los acontecimientos; actualmente, la comunidad griega y armenia tienen una presencia testimonial en el barrio, pero su legado monumental y su huella en la calle sigue siendo muy visible.

Iglesia Taksim

Iglesia ortodoxa de la Virgen María  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Del patrimonio griego y armenio destacan sobre todo sus iglesias, aunque muchas pasan inadvertidas por el gran público, hay que tener en cuenta que aunque nos encontrábamos en un barrio eminentemente cristiano, el Imperio Otomano imponía condiciones draconianas para la construcción de nuevos templos no islámicos; debido a esto los templos cristianos se escondieron y se instalaron en la retaguardia de İstiklâl, hasta que la llegada del período de reformas conocido como Tanzimat, permitió a las iglesias exhibirse y mostrar sus cúpulas y campanarios.

El mejor ejemplo de este período reformista es la iglesia griega de Aya Triada, que ya luce su esbelta figura al público, aunque otras aun guardan sus tesoros hacia su interior como sucede con las armenias Üç HoranSurp Hovhan Vosgeperan o mismo con la ortodoxa griega de la Virgen María.

Griegos o armenios regentaban igualmente las más singulares y bellas galerías comerciales del bulevar, como sucedía con el Pasaje Hazzopulo o el fotogénico Pasaje de las Flores, así como muchas de sus tiendas, restaurantes o cafeterías.

Pasaje de las Flores Estambul

Puerta de entrada Pasaje de las Flores  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Capital cultural de Turquía

El ambiente internacional y cosmopolita de Beyoğlu, facilitó el desarrollo de una interesante red de teatros, salas de exhibiciones y cines que convirtieron durante años a İstiklâl en la capital cultural de Turquía; algunos hermosos edificios de esta época de esplendor como el cine ElhamraAlkazar aun sobreviven aunque ya con otros usos, mientras otros como el espectacular cine-teatro Emek desaparecieron para siempre.

Este declive fue en gran parte motivado por el empuje de las grandes firmas comerciales de moda y de consumo, que poco a poco fueron adueñándose de la calle siendo hoy en día su principal motor económico. Con todo, si uno escarba en las calles aledañas, aun uno puede palpar parte de ese ambiente cultural que siempre exhibió el barrio, con un gran número de galerías de arte y locales para disfrutar de lo mejor de la música turca.

Mavi Turquía

Tienda de la marca de moda turca Mavi en la calle İstiklâl  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Una calle llena de sabores

Quien si mostró mayor resistencia a los envites de las grandes superficies comerciales fue la cultura culinaria de İstiklâl; una calle capaz de ofrecer al mundo delicias tales como los profiteroles del Inci o las adictivas hamburguesas Islak, no puede morir sin mostrar batalla y sigue ofreciendo una amplia y diversa oferta en restauración.

Avenida de las naciones

Al hacer un recorrido gastronómico por la calle, quizás se eche en falta el legado culinario de la minoría católica levantina, una de las comunidades más vitalistas del antiguo Estambul y cuya aportación a la belleza de la ciudad se hace evidente en la espectacular fachada de la iglesia de San Antonio de Padua o en la decoración interna de la iglesia de Santa María Draperis.

Sent Antuan

La iglesia de San Antonio es uno de los símbolos monumentales de la avenida İstiklâl  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Las que son no tan visibles son las iglesias pertenecientes a las minorías protestantes, las cuales están asociadas a los consulados que aun perviven en el barrio como legado de un tiempo en el que Estambul era la capital del país; muchos de estos palacios como el de Holanda o Suecia son autenticas joyas arquitectónicas y sus jardines contribuyen a oxigenar un espacio aprovechado urbanísticamente al milímetro.

Consulado General de Suecia en Estambul

Entrada del Consulado General de Suecia   Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La calle donde nació el club más prestigioso de Turquía

Otra de las pocas zonas arboladas de la calle, se encuentra en el interior del prestigioso Liceo de Galatasaray, una de las instituciones educativas más conocidas del país y bajo cuyos muros nació el club de fútbol más famoso de Turquía, el Galatasaray Spor Kulübü, que cuenta con un museo en las inmediaciones donde se exhiben los principales trofeos del club.

Este museo está ubicado en un hermoso edificio de finales del siglo XIX, cuyo diseño explora con éxito las tendencias arquitectónicas existentes en Europa en ese momento; no es el único ejemplo en İstiklâl de estas influencias arquitectónicas que revolucionaron la arquitectura desde mediados del siglo XIX hasta principios del XX y en donde podemos destacar el genial diseño modernista de los Apartamentos Botter. 

instituto Galatasaray

Puerta de acceso al instituto Galatasaray  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Una avenida sin apenas presencia musulmana

La “Grand rue” muere a la altura del antiguo monasterio mevlevi, que constituye la referencia de la ciudad para aquellos que quieren conocer en profundidad la mística de esta orden religiosa; este singular y hermoso museo constituye una de las pocas expresiones de interés de la cultura islámica que ofrece la calle, junto a lo exhibido por la discreta Mezquita de Hüseyin Ağa.

Mevlevihanesi galata

Museo Mevlevi  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Esencia de Estambul

Quizás la ausencia de grandes referentes islámicos, hace que İstiklâl no sea tan apreciada por los turistas, los cuales ávidos del exotismo de lo oriental no acaban de entender plenamente la idiosincrasia de esta arteria, llena de matices y sorpresas; pero la vida en Estambul no se puede entender sin su presencia, ya que no es solo uno de los lugares de ocio favoritos para los turcos, sino también es su principal espacio de expresión cultural, deportiva y política.

La “avenida de la República” no es una calle más, es pura historia de Estambul, una arteria que no solo la oxigena su corazón sino que también moldea su alma.

Avenida İstiklâl

La avenida İstiklâl es el lugar donde suelen celebrarse las manifestaciones más importantes de Estambul  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Avenida İstiklâl, el verdadero centro de Estambul
Actualizado el 6 marzo,2018.
Publicado por 

Anuncios

El conjunto de casas en hilera de Akaretler (Akaretler Sıra Evleri en turco) fueron construidas en 1875 por el arquitecto Sarkis Balyan por orden del sultán Abdülaziz I, con el fin de alojar a los funcionarios del cercano Palacio de Dolmabahçe.

Hotel W Estambul

Casas en hilera de Akaretler  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El uso residencial, con bajos comerciales, se mantuvo tras la caída del Imperio Otomano siendo gestionado a partir de este momento por la Dirección General de Fundaciones, de hecho la madre de Atatürk, Zübeyde Hanım, residió un tiempo en el número 76.

A finales del siglo XX, el complejo, que se adapta en su configuración a la fuerte pendiente de la calle que comunica Maçka con Beşiktaş, fue utilizado como sede de un partido político y así como una facultad de bellas artes. En 2005 todo el complejo fue adquirido por las empresas Bilgili Holding y Akaretler Turizm Yatirimlari A.S, que procedieron a la renovación completa del espacio que tras su reinauguración en 2008 incluye 56 viviendas de distintos tamaños, 34 tiendas y el prestigioso Hotel W Istanbul.

Actualmente toda el área conforma una de las zonas de moda Estambul, con numerosos bares, restaurantes, boutiques, librerías y galerías de arte, en un ambiente que respira lujo y diseño, pero también abierto a la cultura y al arte; un espacio moderno ideal para aquellos que quieran conocer otra cara de la ciudad.

Akaretler, una de las manzanas más lujosas de Estambul
Actualizado el 23 mayo,2017.
Publicado por

Balat

Calles del barrio de Balat  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Balat en el actual distrito de Fatih, constituyó durante siglos el principal barrio judío de la ciudad de Estambul.

Actualmente los judíos ya no forman parte del paisaje urbano y sus antiguas casas han sido ocupadas por gente humilde procedente del Este de Turquía o por ciudadanos de etnia gitana, con todo varias sinagogas como Ahrida y Yambol siguen abiertas a los oficiosos religiosos en fechas señaladas.

Calles de Balat
Actualizado el 2 agosto,2016.
Publicado por