Archivos de la categoría ‘Mezquitas’

Aunque muchas fuentes siguen citando a la Mezquita Azul como la única mezquita de Estambul con 6 alminares, hace tiempo que ya perdió ese titulo honorifico y ahora lo comparte con dos nuevos templos, la Mezquita de Çamlıca y la Mezquita Verde de Taşoluk, siendo esta última una auténtica desconocida por el gran público.

Mezquita 6 alminares

Mezquita Verde de Taşoluk  Foto: http://www.arnavutkoy.bel.tr

Sorprende dicho desconocimiento cuando la misma no es precisamente nueva ya que se inauguro en 2003, con todo el principal motivo de que la Mezquita Verde de Taşoluk (Taşoluk Yeşil Camii en turco) no aparezca en las guías de la ciudad, es que se encuentra situada a las afueras de Estambul en la localidad de Arnavutköy (no confundir con el barrio del mismo nombre situado en el distrito de Beşiktaş), lejos de las rutas turísticas habituales, pero un área que se está expandiendo rápidamente para acoger la creciente demanda de alojamiento en Estambul.

Pese a lo poco conocida que resulta, hablamos de una de las mezquitas más grandes de Estambul y Turquía, con capacidad para 15.000 fieles en oración. Dimensiones extraordinarias que le hacen merecedora de poseer 6 minaretes, hecho que hasta hace poco era un privilegio exclusivo de la Mezquita Azul, aunque actualmente se ha ido popularizando en Turquía la construcción de grandes mezquitas con dicho número de alminares.

La mezquita sobresale por su inmensa cúpula de color verde cuya magnificencia da nombre al templo, aunque dicha tonalidad es especialmente visible de noche cuando sale a relucir la excelente iluminación instalada.

mezquita 6 minaretes

La mezquita verde de Taşoluk con iluminación nocturna  Foto: pldturkiye.com

El verde, color simbólico en el Islam, es también protagonista de su decoración interior que combina elementos de inspiración otomana con detalles más arriesgados como sus ingeniosas lamparas.

La mezquita forma parte de un proyecto amplio de la municipalidad de Arnavutköy para cambiar la imagen de toda la localidad, al que se añadirán la construcción de áreas recreativas, parques y cafeterías, con el objetivo último de atraer turismo a la zona. Un ambicioso objetivo que tiene como bastión este imponente templo, ejemplo claro de la creciente construcción masiva de mezquitas en Turquía.


La Mezquita Verde del Gran Estambul
Actualizado el 26 julio,2018.
Publicado por 

Anuncios

Donde las murallas dan fin a la antigua Estambul, se alza la impresionante cúpula de una mezquita firmada por el talentoso arquitecto Sinan y que homenajea a nada más ni nada menos que a Mihrimah, la famosa hija del sultán Suleimán y de su esposa Hürrem.

Mihrimah camii

Fachada de la mezquita de Mihrimah  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La Mezquita de Mihrimah (Mihrimah Sultan Camii en turco) se construye en un momento en el que la hija del sultán, tras la muerte de su esposo Rüstem Paşa, hereda una gran fortuna y se convierte en una de las mujeres más importantes y ricas del Imperio Otomano; esta nueva posición social le lleva a considerarse merecedora de un templo a la altura de su importancia y por ello encarga en 1562 a Sinan la construcción de una nueva mezquita.  

El extenso complejo fue finalizado en 1565 y además de la mezquita incluye un conjunto de madrasas, un hammam, un cementerio y una pequeña área comercial cuyos beneficios servirían al sustento futuro del monumento. 

Mezquita de Mihrimah

Patio de la mezquita  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Sinan se luce en el encargo y crea un templo pleno en innovaciones arquitectónicas, con un solo alminar, pero con una cúpula de gran porte que se alza sobre una de las 7 colinas de la antigua ciudad, de tal forma que su domo sobresale ampliamente sobre los edificios adyacentes.

Una vieja leyenda afirma que Sinan profesó secreto amor hacia Mihrimahy por ello le regaló un eterno homenaje a la princesa, haciendo una alegoría con el nombre de ella, que en persa significa Sol y luna; así hizo orientar a propósito la mezquita, de tal forma que el día del cumpleaños de la princesa, el 21 de marzo, el sol se pone tras la mezquita de Mihrimah y la luna nace tras otro templo del mismo nombre que levantó Sinan en el barrio de Üsküdar.

mezquita Turquía

Interior de la mezquita de Mihrimah  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Sea cierto o no la pasión de Sinan por la princesa, es evidente que el arquitecto dio lo mejor de sí para crear un complejo único al que se accedía por un hermoso patio porticado y en cuyo centro gravitaba una singular fuente de abluciones.

El edificio ha sido históricamente afectado por los terremotos que regularmente azotan Turquía, hecho que ha llevado a que la mezquita ha sido restaurado en incontables ocasiones. La última y reciente reforma ha contribuido especialmente a embellecer su interior, rico en amplios ventanales que regalan luz y color a un templo que oferta una gran sensación de amplitud.

Mezquita de Mihrimah

Cúpula de Mezquita de Mihrimah  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Un templo, que complementado con la visita a la cercana iglesia de Chora, constituye uno de los patrimonios esenciales que deben ser conocidos por los visitantes de Estambul, un lugar ideal para ver morir el sol y para añorar los gloriosos tiempos del esplendor otomano.


La mezquita de la hija de Suleimán
Actualizado el 9 julio,2018.
Publicado por 

Esta hermosa y estilosa mezquita estambulí, es una de las visiones más reconfortantes cuando uno realiza un viaje en barco por el Bósforo, ya que su posición privilegiada a pie de mar y su unión visual con el cercano Palacio de Dolmabahçe crean una estampa de recuerdo imborrable.

La Mezquita de Dolmabahçe (Dolmabahçe Camii o Bezm-î Âlem Valide Sultan camii en turco) fue auspiciada por Bezm-i Alem Valide Sultan, madre del sultán Abdülmecid, quien encargo el proyecto al arquitecto al famoso arquitecto de origen armenio Garabet Amira Balyan, autor de diseños de importante calado como el Liceo militar de Kuleli o la Mezquita de Ortaköy.

Mezquita Dolmabahçe Estambul

Mezquita Dolmabahçe desde el Bósforo  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Bezm-i Alem Valide Sultan nunca pudo ver su deseada obra terminada, ya que fallecería tiempo antes de su inauguración en 1855, pero su anhelo regaló a los ciudadanos de Estambul una obra maestra de la arquitectura otomana del siglo XIX donde el barroco deslumbra especialmente en el diseño circular de sus ventanas.

Sus dos alminares, nutren de versos sonoros el entorno durante la oración islámica, ruido que ocasionalmente se entremezcla con los gritos de los aficionados del Beşiktaş, cuyo club de fútbol tiene su sede en las inmediaciones, y con las palabras de admiración de los miles de turistas que desde el mar fotografían monumento, cuyo hermoso reflejo por momentos parece fusionarse con el mar de Estambul

Mezquita de Dolmabahçe

La Mezquita con el Palacio de Dolmabahçe al fondo  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Dolmabahçe, la mezquita que se fusiona con el mar
Actualizado el 11 julio,2017.
Publicado por