Archivos de la categoría ‘Arquitectura islámica’

La Mezquita de Nuruosmaniye es uno de los templos más hermosos de Estambul, categoría alcanzada gran parte por sus numerosas y logradas vidrieras que embellecen su interior a través de una soberbia y bien lograda luminosidad.

Nuruosmaniye, que en turco significa la luz de Osman, es uno de los templos islámicos más visibles y visitados del casco histórico de la ciudad, dado que goza de una ubicación única aledaña al Gran Bazar y a la Columna de Constantino.

Mezquita Nuruosmaniye

Mezquita de Nuruosmaniye   Foto: Miguel Angel Otero Soliño

Fue diseñada por los arquitectos Mustafa AğaSimon Kalfa e inaugurada en 1755 por el sultán Osman III, aunque la misma fue comisionada por Mahmut I en 1748, siendo considerada como una de las obras culmen del barroco otomano.

Nuruosmaniye sorprende por su aprovechamiento del espacio, de hecho ni siquiera cuenta con una tradicional fuente central para las abluciones, pero en altura el templo exhibe porte y su cúpula se eleva hasta los 42 metros de altura, en una competición por alcanzar el cielo en la que se ve acompañado de 2 esplendidos alminares que suben hasta los 60 metros.

Mezquita de Nuruosmaniye

Fachada de la mezquita de Nuruosmaniye  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Su interior es sublime, con una luz que tras atravesar los ventanales se enriquece de colores creando un interior intimo que estalla en emociones durante la oración, ya que Nuruosmaniye es uno de los epicentros de la Llamada a la oración, un lugar donde la polifonía coral de todo el entorno se concentra emocionando a creyentes o ateos.

Además, Nuruosmaniye no solo constituye solo una mezquita, sino en el pasado configuraba un complejo más grande o Külliye, donde se ubicaba una madrasa, clases y alojamientos para los alumnos, así como uno de las mejores bibliotecas de la ciudad que sigue existiendo guardando documentos personales de los sultanes Mahmut I y Osman III.

La mezquita de Nuruosmaniye es una de las luces que hacen soñar a los viajeros, un templo para soñadores, luz y arte para enamorarse para siempre de Estambul.

Nuruosmaniye, la mezquita de la luz
Actualizado el 27 abril,2017.
Publicado por

El barrio de Bebek es uno de los lugares desde donde uno puede enamorarse de la magia del Bósforo, un vecindario que sirve actualmente de lugar de ocio para la gente acomodada de Estambul; un destino volcado hacía el mar que exhibe como uno de sus principales símbolos arquitectónicos una mezquita, que responde al nombre otomano de Hümayûn-u Âbad pero que todo el mundo conoce como la Mezquita de Bebek (Bebek camii en turco).

Bebek

Mezquita de Bebek  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Hablamos de uno de los últimos templos construidos en la ciudad durante el período de gobierno Otomano ya que fue levantado en 1913, justo un año antes de que la I Guerra Mundial alterase para siempre la forma de gobierno de Turquía.

Fue diseñada por el arquitecto Kemaleddin y sigue los patrones de la corriente del Primer Movimiento Nacional de Arquitectura, aunque su estilo tiene influencias otomanas clásicas. 

De un solo alminar y con una cúpula de cierta altura, la mezquita es especialmente visible desde el mar, ya que la misma echa cimientos casi a su vera y está integrada en la principal zona verde de Bebek.

Una mezquita construida en un barrio donde prevalecían las minorías no islámicas y que ahora comanda el paisaje de la moderna y lujosa Bebek, pero cuya estampa sirve como recuerdo de los últimos años del glorioso Imperio Otomano.

Mezquita de Bebek, uno de últimos templos otomanos construidos en Estambul
Actualizado el 18 abril,2017.
Publicado por

Las famosas Islas Príncipe siempre constituyeron un refugio para las minorías religiosas de Estambul, de ahí que nos encontremos en su territorio con una de las menores densidades de mezquitas de la ciudad; pese a todo en este turístico archipiélago existen refugios de fe islámica como es el caso de la Mezquita de Burgazada (Burgazada camii en turco).

Mezquita de Burgazada

Mezquita de Burgazada  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Esta  pequeña mezquita ubicada en la isla de Burgaz, sorprende especialmente por la forma en la que su bello cuerpo octogonal se eleva entre los edificios del frente costero creando una imagen muy fotogénica; una visión sublime que se magnifica desde el mar de Mármara, desde donde podemos fácilmente advertir su piel pintada de amarillo y su solitario alminar.

El templo, coronado por una cúpula de corte clásica, fue erigido por el arquitecto Burhan Ongun y su construcción en 1953 sirvió de homenaje a los 500 años de la Conquista de Constantinopla.

A día de hoy, esta mezquita constituye no solo uno de los principales símbolos de Burgazada (junto al museo de Sait Faik y la iglesia de Aya Yani) sino también el principal y único reducto del islam suní de esta hermosa isla turca.


Mezquita de Burgazada, un bello templo con vistas al Mármara
Actualizado el 13 marzo,2017.
Publicado por