Haydarpaşa, la estación del Estambul asiático

La estación de Haydarpaşa (Haydarpaşa Garı en turco) es uno de los edificios más emblemáticos del lado asiático de Estambul, una hermosa terminal de trenes reflejo de una época en la que el Imperio Otomano quiso comunicar por tren su antigua capital con los confines de su territorio.

El resultado de ese titánico esfuerzo se materializó en una emblemática estación diseñada por los arquitectos alemanes Otto Ritter y Helmut Conu, quienes en 1902 levantaron un edificio de estilo neoclásico, muy del gusto centro-europeo, pero cuyo estampa pronto se convirtió en un símbolo no solo del barrio de Kadıköy sino también de todo el lado asiático de Estambul.

Haydarpaşa Estambul
La estación de Haydarpaşa desde el mar  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La fuerza visual del edificio no deja indiferente, de hecho es una de las imágenes turísticas más famosas de Estambul y un recurso fotográfico habitual en vídeos musicales o series de televisión.

Resulta llamativo, pero el lugar desde donde se admira mejor la icónica belleza de la estación de Haydarpaşa es desde el mar, una curiosa paradoja que se explica por el hecho de que así los pasajeros podían fácilmente tomar los ferris con destino al lado europeo de Estambul.

Estación de Haydarpasa
Estación de trenes de Haydarpasa  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

De bellos interiores, casi al nacer la estación de Haydarpasa sufrió el achaque de la Primera Guerra Mundial y la caída en desgracia de aquel extenso imperio que buscaba la estación vertebrar; con todo tras la guerra siguió dando servicio tanto al interior de Anatolia como a otros países del entorno como Irán o Iraq.

El choque de un petrolero en 19749 y especialmente la inauguración en 2013 del proyecto Marmaray, supusieron el declive de las instalaciones hasta tal punto que se temió que el edificio principal fuese destinado a usos hoteleros; con todo la presión social modificó los planes del gobierno quienes están renovando el complejo ferroviario para acoger los trenes de alta velocidad que comunicaran Estambul con Ankara, momento en que Haydarpaşa se llenará de nuevo del chirrido de las locomotoras y en el que Estambul recuperará uno de sus más famosos símbolos.

Haydarpaşa Kadiköy
Fachada de la estación de tren de Kadiköy  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Actualizado el 9 enero,2018.
Publicado por Miguel Ángel Otero Soliño

Tren de alta velocidad entre Estambul y Ankara

Al creciente numero de infraestructuras de transporte público que se han construido en Estambul en los últimos años, tenemos que añadir desde julio de 2014 el tren de alta velocidad que conecta Estambul con Ankara.

Inicialmente este tren de alta velocidad turco (Yüksek Hızlı Tren) solo alcanzaba el extrarradio del lado asiático de Estambul (Pendik) pero desde 2019 ya conecta con el centro de Kadiköy (Söğütlüçeşme) e incluso atraviesa el Bósforo aprovechando aprovechando los túneles submarinos creados por el proyecto Marmaray y realiza paradas en lado europeo de Estambul.

El YHT entre Estambul y Ankara realiza paradas intermedias en Gebze, Izmit, Arifiye, Bilecik, Bozüyük, Polatlı, Eskişehir y Erymn, tardando entre 4:45 y 5 horas en realizar su recorrido completo.

Tren Estambul
Tren de Alta Velocidad entre Estambul y Ankara Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Para conocer los horarios de la ruta de tren Estambul-Ankara, así como la de Estambul- Konya pinchar en el siguiente enlace.

Es importante recordar que aunque el tren tiene consideración de alta velocidad, no es equivalente a los estándares observados en España u Francia, ya que la velocidad máxima solo es alcanzada en ciertos tramos, ya que sacrifica gran parte de la misma durante los tramos de la periferia de Estambul y además de que existía cierto interés del gobierno turco en que el precio del billete sea económico con el que fin de que el tren pueda ser utilizado por la mayoría de la población, de ahí que se redujese la velocidad, aunque la maquina locomotora está ciertamente preparada para alcanzar los estándares de la alta velocidad.

En lo que si es comparable a los estándares europeos es en los servicios y comodidad del tren, de hecho esta nueva linea esta sirviendo para cambiar la perspectiva negativa que siempre han tenido los turcos hacía sus líneas de ferrocarril, y cuya ampliación futura ayudará a mejorar la vertebración de toda Turquía.


Actualizado el 21 abril 2019.
Publicado por Miguel Ángel Otero Soliño

La estación del Orient Express

Existen pocos trenes tan mitificados como lo fue el Orient Express, símbolo de lujo y confort este convoy cruzaba Europa partiendo de París para finalizar su travesía ante la belleza visual de los grandes monumentos de Estambul.

Estación Sirkeci
Estación de tren de Sirkeci  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

De arquitectura otomana, aunque diseñada por el alemán August Jachmund, la estación terminal de Sirkeci (Sirkeci Garı en turco) es el principal recuerdo de aquella linea de viajeros que sirvió de inspiración a Agatha Christie en su conocida novela Asesinato en el Orient Express; recuerdo vivo de una época donde el tren era el principal medio de comunicación europeo.

Orient Express
Estación del Orient Express  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Construida en 1890 y situada en Sirkeci-Eminönü, la estación luce a día de hoy un aspecto similar a sus orígenes, con una fachada de estilo oriental donde predomina el color rosáceo y que vive deseosa de una restauración que se prevé realizar en los próximos años.

Su interior es enigmático, en el que la madera concede estilo y fuerte carácter al recinto y, donde un hermoso hall se elevaba en altura haciendo de vestíbulo y puerta de entrada de los viajeros, turistas de caché que se veían entusiasmados por el pintoresco efecto de la luz atravesando sus vidrieras y arcos.

Sirkeci Estambul
Interior de la Estación de Sirkeci   Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La estación perdió su protagonismo y esplendor con el desarrollo de la aviación, hecho que conllevo la desaparición del Expreso de Oriente en los años 70 del siglo pasado.

Hoy en día su edificio histórico es utilizado solo como atractivo turístico, ya que las lineas de trenes locales o regionales se trasladaron a una terminal próxima. Parte de los bajos de esta maravilla patrimonial son ocupados por un restaurante que sirvió durante décadas como punto de encuentro de escritores y periodistas y que a día de hoy solo es una parte mas de este monumento singular, ejemplo de una época en que los viajes se escribían con el traqueteo del tren de fondo.


Actualizado el 14 febrero 2016.
Publicado por