Archivos de la categoría ‘Tradiciones turcas’

La festividad del Ramadán no solo altera el día a día de los creyentes musulmanes, sino que cambia la imagen con la que se expresa Estambul, una ciudad que se hace aún más nocturna y en donde las gentes rompen el ayuno bajo el decoro de cientos de luces que iluminan sus copiosas cenas; de entre este conjunto lumínico único, que por momentos recuerda a las luces de Navidad, suele destacar el exhibido por las mezquitas que trasladan mensajes religiosos a través de las conocidas como “Mahyas”.

Mahya

La característica iluminación nocturna  de una Mahya durante el Ramadan  Fuente: wikipedia

Hablamos de una vieja tradición de origen otomano, algunas fuentes citan que la primera “mahya” fue colgada por un muecín en la Mezquita de Fatih, y que solo se muestra durante las festividades sagradas del calendario islámico como puede ser el caso de la Fiesta del Sacrificio o el Ramadán. Originalmente estos paneles luminosos se hacían a través de un complejo sistema de lámparas de aceite, siendo la técnica de elaboración un verdadero arte en sí mismo el cual era conocido solo por ciertos maestros elegidos tras un complejo proceso de selección y que trabajan durante semanas para escoger y montar los mensajes que únicamente eran mostrados en las mezquitas asociadas a los sultanes o que pudieran estar bajo su auspicio de los mismos como puede ser la de Ortaköy o Nuruosmaniye.

Se dice que la “mahya” ha condicionado en gran medida el número y altura de los minaretes otomanos, ya que al menos se necesitaban dos y con una cierta alzada y consistencia para sostener las mismas; con todo su popularidad hizo que con el tiempo estas mallas de luces, hoy en día ya formadas por bombillas eléctricas, se extendiesen incluso a templos con un solo alminar o no vinculados a los sultanes.

Mahya

La Mahya, como esta de la Mezquita Azul, es apenas visible durante el día y uno debe esperar hasta la noche para leer sus mensajes   Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Durante el Ramadán es el momento ideal para visitar este maravilloso país y disfrutar de este espectáculo visual.Las mahyas solo son visibles durante la noche y su mensaje suele cambiarse semanalmente durante el mes sagrado, momento en el cual toda Turquía se ve iluminada por estas hermosas expresiones de arte islámico, que iluminan de fe y colores una tierra bendita y sagrada.

Las Mahyas, la iluminación del Ramadán
Actualizado el 6 junio,2016.
Publicado por

El turquesa (Turkuaz en turco) es uno de los colores más asociados a la idea de Turquía y de hecho se considera uno de sus colores nacionales. Este color que suele transmitir optimismo, procede de un mineral muy escaso y muy valorado como piedra preciosa que recibe el nombre de Turquesa y que se cree su etimología deriva del francés pierre turquoiseo que se podría traducir como “piedra turca“.

Turquesas

Joya creada con turquesas en el Royal Ontario Museum de Toronto  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Curiosamente este mineral no existe de forma natural en Turquía y su asociación a este país parece ser debido a que los mercados turcos eran la principal ruta de entrada de este producto en Europa; hasta tal punto se asocia a lo turco que incluso existen películas extranjeras ambientadas en Turquía que utilizan este nombre como título, como es el caso del film belga “Turquaze“.

turquaze

Portada de la película Turquaze

Con todo los turcos han hecho suyo esta errónea asociación y han integrado con fuerza el color “agua marina” en su idiosincrasia nacional. Por ejemplo el nombre en turco “Turkuaz” constituye ella identidad comercial de un gran número de tiendas y restaurantes en Turquía e incluso sirvió para denominar a una antigua compañía aérea con sede en Ankara que utilizaba su nombre y color como logo corporativo.

turkuaz airlines

La aerolínea turca Turkuaz usaba el turquesa tanto para el nombre como para el color corporativo  Foto: Kai Benziulla

El Turquesa es además un color que fácilmente se asocia a las regiones costeras turcas bañadas por el mar Mediterráneo y el Egeo, de cuyas cristalinas aguas parece coger inspiración; de hecho, es habitual que la fachadas de las casas de estas zonas sean pintadas de esta tonalidad, además de constituir uno de los colores más utilizados en términos de decoración interior (muebles, paredes etc…).

tour turquia

El lider de la prueba ciclista por excelencia de Turquía lleva un maillot de color turquesa

A nivel deportivo este color es utilizado para vestir algunas equipaciones de los equipos turcos de futbol como es el caso del Fenerbahçe o la misma selección turca. En el caso de la prueba ciclista del Tour de Turquía, la relación es aun más evidente ya que no solo constituye el color corporativo de la prueba, sino que incluso el maillot de líder tiene este color

Fenerbahçe

Camiseta de color turquesa del club Fenerbahçe, uno de los mas prestigiosos de Turquía

La moda turca actual también se inspira frecuentemente en este color, hasta el punto que existen empresas textiles que usan el término “turkuaz” como nombre corporativo. El turquesa suele ser un color muy asociado al mar y al verano, por lo tanto hablamos de un color que aparece fundamentalmente asociado a prendas de la temporada estival, siendo también utilizado como vestido habitual para convites o bodas.

También es muy usado en la vestimenta de las mujeres tradicionales turcas, especialmente en lo que se refiere a su uso en velos o pañuelos. Con todo es en el mundo de los complementos y la joyería donde el turquesa como piedra preciosa o como imitación tiene un mayor impacto, existiendo una amplia lista de productos que utilizan este color como base principal.

Turkuaz

Una modelo de ropa tradicional muestra un vestido de color turquesa de la marca turca Turkuaz

Un bello color cuyo nombre nació de una asociación errónea, pero que quizás es uno de los que mejor definen la belleza tonal de Turquía.

El turquesa, un color nacido de un mineral que nunca existió en Turquía
Actualizado el 9 mayo,2016.
Publicado por

El café turco o Türk Kahvesi es una autentica institución en el quehacer diario de los turcos y está fuertemente arraigado en las costumbres locales. Heredado de la época otomana, este tipo de infusión es preparada haciendo uso de finos granos de café que se hierven en una olla al estilo tradicional hasta que los granos sedimentan en el fondo y el agua queda plenamente impregnada del recio sabor de la semilla del cafeto.

De sabor fuerte y textura pastosa, gustará más entre aquellos más habituados al café solo, ya que el mismo se sirve sin leche; generalmente es presentado en pequeñas tazas de porcelana y suelen ser acompañados con una delicia turca aunque ese dulce acompañamiento depende de la generosidad del establecimiento.

Cafe Turquia

Café turco, acompañado por una delicia turca  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Cuando uno saborea café turco, debe ser precavido ya que es muy fácil que tu boca acabe llena de los posos que se habían depositado previamente en el fondo, de hecho es ciertamente algo habitual que esto suceda entre los turistas extranjeros, habituados a beber todo el contenido del vaso. Normalmente, un cuarto de la taza no puede ser consumido y se derrocha, o quizás no, ya que el mismo sirve de base para otra característica tradición turca: la lectura de la fortuna.

Una vez consumido el café los turcos suelen girar la taza con la ayuda del platito que normalmente acompaña al mismo, posteriormente esperan que el poso se enfríe, para saber que esta listo suelen palpar con sus dedos la taza, y a partir de ese momento comienza la labor de los adivinos de la fortuna.Existen auténticos profesionales que se reúnen en los llamados Fal Kafe, donde leen las imágenes que se han formado en las paredes internas de la taza y son capaces de transformarlas en predicciones. Este tipo de establecimientos suelen ser habituales en toda Turquía pero en el caso de Estambul se suelen concentrar en el área de Taksim, algunos de ellos incluso realizan sus lecturas en ingles, con todo cualquier turco que se precie tendrá un amigo o familiar que realice predicciones amateurs y al cual asaltaran con constantes preguntas sobre su futuro. La lectura de la fortuna es algo tan habitual que incluso los camareros suelen retrasarse en la recogida de las tazas, algo que choca en un país donde en los bares y restaurantes se recogen los vasos casi al mismo instante que se termina la bebida.

Otra de las tradiciones asociadas al café turco se relaciona con el momento de la pedida de mano. En Turquía aun se mantiene la tradición de pedir la mano al padre de la novia, para ello se suele celebrar una ceremonia en casa de la novia con ambas familias, momento en que las mujeres turcas generación tras generación han hecho un test de idoneidad a sus maridos. La tradición manda que la novia prepare y sirva el café, ella suele añadir sal a la taza de su futuro marido de tal forma que su café resulte imbebible. Si el prometido se lo bebé y no realiza ningún comentario o muestra de disgusto, se considera que el hombre es digno de su amor, ya que antepone el hecho que lo haya preparado su prometida al amargo sabor del mismo.

El café turco ha perdido últimamente ciertamente popularidad en Turquía ante el empuje de otras bebidas especialmente el té o el café instantáneo mucho más fáciles de preparar, pero ningún brebaje local lleva asociado tal contenido cultural como lo tiene el café turco, por lo que su sabor seguirá presente durante generaciones en el corazón de los turcos y en las bocas de los futuros esposos.


El café turco, el sabor de la fortuna
Actualizado el 8 junio,2016.
Publicado por