Hürrem, la mujer que cambió un imperio

Publicado: octubre 20, 2015 en Historia Turquía, Vidas singulares Turquia
Etiquetas:, , , , , , ,

Aleksandra Anastazja Lisowska, célebre esposa del sultán Suleimán, ha tenido innumerables denominaciones a lo largo de la historia, así los turcos la llaman Hürrem mientras que la mayoría de los extranjeros han apostado por recordarla por su rojiza melena, de ahí que la denominen como Roxelana o Rosselana, aunque en el mundo hispano es ahora conocida como Alexandra, nombre que ha recibido en muchas de las versiones en español de la exitosa telenovela turca Muhteşem Yüzyıl (El Siglo Magnífico).

Más allá del éxito de la novela y de la excelente interpretación de Meryem Uzerli, Roxelana es sin duda una de las mujeres más influyentes de la historia de Turquía y responsable junto a su amado Suleimán, apodado el Magnífico, de uno de los períodos de mayor esplendor del Imperio Otomano

Hürrem

Retrato de Alexandra o Hürrem

El origen de Hürrem y sus primeros años en el Harén

Los orígenes de Alexandra están envueltos en misterio y existen dispares teorías sobre quien era en realidad, aunque la mayoría de las fuentes citan que sus raíces se encuentran en Galitzia en la actual Ucrania, aunque de aquella pertenecía al Reino de Polonia.

Nacida en un entorno cristiano de principios del siglo XVI, Alexandra tenía unos hermosos rasgos eslavos entre los que destacaba su melena pelirroja, unas características que la convertían en una mujer muy atractiva. Fue secuestrada por los Tártaros quienes rápidamente vieron su potencial como esclava sexual (aun era virgen cuando fue capturada) y la misma acabó siendo vendida en un mercado de Estambul para posteriormente recalar en el Harén imperial.

Aunque comenzó en las posiciones más bajas de las labores del serrallo, Roxelana destacaría muy pronto por su simpatía por el que ganaría el apodo de Hürrem (risueña); esta virtud añadida a su belleza y oratoria llamaron rápidamente la atención de Ayşe Hafsa Sultan, madre de Süleyman, que se encargaría en darle una buena educación, tanto en idiomas como en artes palaciegas.

La favorita de Suleimán

Suleimán alcanzaría el poder supremo del Imperio Otomano tras la muerte de su padre Selim I en el año 1520. En el momento de su ascensión el nuevo sultán se encontraba ya casado con Mahidevran Gülbahar, con quien tuvo 3 hijos; uno de ellos Mustafa, estaba predestinado a ser el heredero del Imperio al ser el primogénito, pero la astucia de Alexandra cambiaría el destino sucesorio.

Así, pese a que el sultán tenía un numeroso Harén de concubinas y 2 esposas oficiales (Mahidevran y Gülfem Hatun), Suleimán fue atrapado en la red de seducción de Hürrem con quien establecería una intensa relación amorosa; la pasión o el deseo de poder llevaría a esta el solicitar su conversión al Islam, hecho que tenía importantes consecuencias ya que a partir de ese momento si Suleimán quería tener relaciones intimas con ella, al ser ya musulmana, debería convertirla primero en su esposa, como así finalmente sucedió.

Convertida al Islam, sería ya para siempre Hürrem sultan y pasaría a ser la favorita o “Haseki” del sultán; el hecho de que una concubina alcanzará tal rango, causó profundas críticas dentro de la corte de Topkapi al romper con esa decisión todas las tradiciones otomanas; pronto las envidias se agudizaron entre sus rivales de alcoba, hasta el punto de que Mahidevran acabaría por agredir a Hürrem hecho que provocó la ira del sultán y su caída en desgracia.

Roxelana

Hürrem caracterizada por Meryem Uzerli en la famosa novela turca Muhtesem Yüzyil

Aprovechando la tradición de que el príncipe heredero adquiriese experiencia actuando de gobernador en provincias, Solimán envió a Mahidevran a la ciudad Manisa (normalmente en la cultura otomana la madre del heredero acompañaba siempre a su hijo) hecho que allanó el camino de Hürrem, que comenzó a tener una importante influencia en las decisiones de estado hasta el punto que su figura fue analizada en profundidad por todos emisarios y embajadores extranjeros contribuyendo así a extender su fama. También se convirtió en una de las principales mecenas culturales del Imperio y pasó a controlar con rigor la vida del Harén de palacio.

La leyenda negra de Hürrem

Hürrem daría 5 hijos a Solimán (Mehmed, Abdullah, Selim, Bayezid, Cihangir) y una hija (Mihrimah) pero pese a contar con el amor incondicional de Suleimán, ninguno podría acceder al trono por pleno derecho mientras Mustafa estuviera vivo. Este tema originó uno de los sucesos más oscuros de la vida de Roxelana, ya que sus argucias y las de su yerno Rüstem Paşa, gran visir y esposo de Mihrimah, provocaron la injusta muerte de Mustafa quien fue ejecutado por orden de Suleimán al ser falsamente acusado de un intento de destronar a su padre. Su muerte provocó revueltas en Anatolia y en el seno del ejército, acabando con la influencia de Rüstem Paşa pero no la de Hürrem, quien a ojos del sultán no estuvo implicada y que indirectamente fue la gran beneficiada del suceso ya que sus hijos se ponían en primera línea sucesoria del trono y conseguía el destierro definitivo de Mahidevran.

No sería la única víctima de la ambición y la influencia de Hürrem ya que años antes sus intrigas se habían llevado por delante a Pargalı İbrahim Paşa, gran visir y amigo íntimo de Suleimán, cuya ejecución eliminó uno de los principales soportes del príncipe Mustafa.

Madre del futuro Sultán

Selim, tercer hijo de Hürrem, se convirtió en el principal candidato a la línea de sucesión al trono del Imperio Otomano (Mehmed y Abdullah habían fallecido tiempo atrás) puesto que finalmente ocuparía tras la muerte de Suleimán en el año 1566.

Amor eterno entre Hürrem y Suleimán

El amor de Hürrem y Suleimán se mantuvo firme con los años y de hecho el sultán volvería a romper la tradición al permitir que Hürrem continuase viviendo en palacio, eludiendo la costumbre otomana de que la madre del príncipe heredero se marchase a vivir con el mismo, durante su período de formación como gobernador en las provincias remotas del Imperio.

Hürrem moriría en 1558 provocando un gran pesar en el alma de Suleimán quien escribiría en desgarrado verso:

Languidezco en la montaña del pesar

donde suspiro y gimo día y noche

preguntándome qué destino me aguarda 

ahora que mi amada se ha ido”

Tumba de Roxelana

Tumba de Roxelana o Hürrem  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El sultán hizo construir un mausoleo a su amada justo al lado del suyo en el interior del recinto de la Mezquita de Süleymaniye en Estambul. Hoy este memorial al amor eterno, es visitado por miles de turistas quienes buscan la tumba de Hürrem con el fin rendir homenaje a una mujer excepcional, una concubina que con sus armas de mujer y su extrema inteligencia no solo consiguió apasionar a un sultán sino que hizo cambiar la historia de todo un Imperio.


Hürrem, la mujer que cambió un imperio
Actualizado el 7 marzo,2017.
Publicado por

Anuncios
comentarios
  1. Patricia dice:

    Que interesante… gracias por compartir esto. Tenía varias dudas que aclaré, sobre todo con el tema de los hijos de Hürrem, ya que en algunas páginas que había leído y en la misma serie solo consideran a 5 hijos, incluida su hija Mihrimah.
    ¿Es verdad que su hijo Selim hizo ejecutar a su hermano?
    Excelentes artículos. Turquía es un país que espero conocer algún día.
    Saludos desde Chile.

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola Patrica, tuvo 6 hijos en total (5 varones y una hija) pero Abdullah murió siendo casi un bebe así que tiende a ser olvidado. No se como refleja la novela los sucesos porque no lo ha visto en completo y la ficción siempre enmascara la historia y además la misma en el caso de la historia real de Hürrem y Suleiman es un poco confusa llena de sucesos oscuros y es difícil responderte sin caer en un error histórico, pero entendiendo que te refieres a la muerte de Bayecid,creo que se puede decir que la responsabilidad de la muerte es compartida tanto por Selim como por el propio sultán Suleiman y sigue la tendencia habitual que los hijos del sultan acabasen unos con los otros en intrigas palaciegas

    un saludo

    Me gusta

  3. Patricia dice:

    Precisamente me refería a la muerte de Bayecid… esto cada vez se pone más interesante.

    Gracias.

    Le gusta a 1 persona

  4. Efectivamente, Hürrem cambió el imperio… afortunadamente para nosotros. Las crónicas de la época indican que el príncipe Mustafa iba camino de convertirse en un gran Sultán como su padre. Educado, prudente y buen militar, era considerado un líder temible en las cortes europeas si llegaba a suceder a Solimán.
    Las maniobras de Hürrem acabaron con la ejecución de Mustafá para beneficiar a su propio hijo, el indolente Selim II, más preocupado por sus vicios y orgías que por el gobierno. De hecho, Selim y sus sucesores cedieron el poder real a sus visires y ministros, trayendo una larga decadencia al imperio en beneficio de las potencias occidentales.

    Le gusta a 1 persona

    • Totalmente de acuerdo, la llegada de Selim II, apodado el borracho, supuso el inicio de la progresiva decadencia del Imperio Otomano que se materializaría en el desastre de Lepanto que aliviaría el dominio otomano en el Mediterráneo. Con todo afortunadamente para los otomanos Selim aun tenía una corte hábil y eficaz que podría remplazar al sultán en sus decisiones (en gran parte porque muchos ya habían servido con Suleiman), pero las siguientes generaciones sucumbieron a la decadencia. Hürrem y su ambición regaló indirectamente a los españoles el dominio de Europa, con todo será la ceguera de Suleiman, en lo referente a las intrigas palaciegas, lo que condenaría el futuro de su legado. Un saludo y muchas gracias por tu aporte histórico

      Me gusta

  5. Supongo que la fama en toda Europa de Hurren o Roxelana es lo que motivo a Tiziano para hacer un retrato que entiendo es idealizado, como el que hizó de Soliman pues no se en que podría basarse salvo descripciones literarias o algún grabado. Hoy esta el retrato en Florida en el Museo Ringling de Sarasota

    Le gusta a 1 persona

    • Las representaciones de Roxelana evidentemente tienden a ser idealizadas con todo es muy mencionada por los emisarios tanto por su belleza como por su influencia en la corte. Gracias por el aporte no sabía donde estaba el retrato de Tiziano, de hecho estaba informándome de donde estaban los cuadros para ver si algún día puedo sacar alguna foto para completar este artículo con fuentes propias, pero me da Florida me queda lejos. un saludo

      Me gusta

  6. Imperdible y agradecida por todo lo que`envìas. Te pido algo: las fotos de las cùpulas de las tumbas de Suleyman y Roxelana. Las que tengo creo que no pertenecen específicamente a ellas. Verificar esto ayuda a un proyecto pictórico y de gran ayuda para mì.
    Mil gracias a vos, VivianaF

    Me gusta

  7. Anónimo dice:

    es hermoso conocer la historia de otros lugares sobre todo de los que han hecho historia
    es precioso y muy educador.gracias

    Le gusta a 1 persona

  8. susana alaniz dice:

    El Sultán Suleimán nunca fue consciente de las verdaderas intenciones de Hurrem? Nunca se dio cuenta que el Imperio Otomano comenzaba su caída y destrucción con las decisiones (equivocadas) que tomaba estimulado por Hhurrem? Nunca se dio cuenta que en realidad era un hombre débil, que permitió que su mujer dominara todo un Imperio debido a esa debiiidad? Estuve en Turquía, me pareció un país hermoso, con una historia riquísima. Qué pena no visité la tumba de “El magnífico”…tendré que volver…Gracias Montevideo-Uruguay

    Le gusta a 1 persona

    • Hola

      Suleiman se arrepintió de algunas decisiones tomadas pero pese a que muchas de estas vinieron derivadas de intrigas gestionadas en parte por Hürrem siguió amándola hasta su muerte. En cierto todo el mundo conspiraba en palacio por y para sus intereses y en eso no dista mucho de lo vivido por otros sultanes otomanos; Suleiman era un gran estadista y no se puede decir que fuese una persona débil pero quizás no fuese al consciente al 100 % de todo lo que pasaba en la corte, pero Hürrem no jugo un papel en las cuestiones de estado, su influencia es solo visible en los temas sucesorios.

      Evidentemente el declive del Imperio Otomano es difícil de ver y valorar cuando eres la principal potencia mundial y amplias de continuo tus territorios y riquezas; las decisiones erróneas de Suleiman pueden enmarcarse más en un punto de inflexión, es decir el retirar al valido e inteligente Mustafa por Selim fue el principio de la decadencia, pero ni de lejos fue la unica causa y ademas las consecuencias fueron vistas mucho tiempo más tarde.

      Si deberias volver un besazo

      Me gusta

      • susana alaniz dice:

        Gracias por responderme. No estoy en un todo de acuerdo contigo en cuanto que Hurrem hizo todo lo que hizo por la ley sucesoria. Comento algunos ejemplos que nada tienen que ver con la sucesión al trono: *Hurrem está íntimamente ligada a la muerte de la madre de El Sultán…quien desde que la vio comprendió el caos que iba a sembrar en el Imperio.* Hurrem abrió una cámara secreta para escuchar las sesiones de los Ministros de la Corte…..son obvias las razones. * Siempre eligió los payás que podía dominar y que los mismos hicieran su voluntad…cómo? Comiéndole la cabeza al Sultán….explicándole las virtudes reales y no reales de los mismos. *Hizo que el Sultán matara a su amigo de toda la vida por invenciones de Hurrem de traición….. *El amor enaltece..dignifica…quiere que el otro sea feliz…….lejos de eso fue el trato que le dio Hurrem a Suleyman…hizo todo para que el Sultán matara a su hijo…siendo Mustafá un hombre digno…inteligente…pacífico. Pensó que no iba a tener consecuencias que alguien matara a su hijo? que la sangre inocente no pegaría en la conciencia? Sí lo sabía y no le importó. Siempre estuvieron sus caprichos y su amor por el poder por encima de la permanencia y crecimiento del gran Imperio Otomano. *Hizo casar a su hija con un hombre que ella pudiera dominar…que fuera su títere…..a sabiendas de que con él nunca sería feliz…y tampoco le importó. *Dividió a sus hijos…los enfrentó…..no fomentó entre ellos precisamente el amor…. El Sultán sólo tuvo oídos para quienes le mintieron…lo engañaron….lo usaron…NUNCA escuchó a su hijo Mustafá…a su hijo Cihanger….a su amigo-hermano Ibrahim…a su madre…a sus hermanas…a su hermano el maestro…..NO…sólo escuchó a Hurrem… a Mihriam…..a Rüstem…..Él eligió…él decidió a quién creerle…por eso decía en el comentario anterior que era un hombre débil de carácter aún habiendo sido un excelente estratega y habiendo conquistado tantos y tantos territorios en el mundo que sostuvieron la grandeza del gran Imperio Otomano…

        Le gusta a 1 persona

        • Hola

          Evidentemente el ansia de poder también esta presente en la vida de Hürrem, pero teniendo en cuenta su origen es difícil creer que ese fuese su objetivo primario. Hay que tener en cuenta que el destino de las esposas imperiales estaban muy ligadas a las de su primogénito y teniendo en cuenta las sangrías habituales en palacio cuando tocaba hacer sucesión, el posicionarse ante eso era tu única garantía de seguir viva y eso solo se logra conspirando.

          Hürrem una vez introducida en ese mundo por amor, solo podía jugar a limpiar el camino de Selim y convertirse en Valide Sultan y tener inmunidad. Su posición con un Mustafa cada vez mas líder y con su madre Mahidevran Gülbahar llena de odio y de celos no era muy halagüeña, así que limpio el camino para asegurar eso, pero en las decisiones de estado que no estuvieran relacionadas con temas sucesorios no se metió.

          Suleiman eligió escuchar a quien quiso escuchar, pero yo no estoy tan seguro que fuese débil en su personalidad, pero si es cierto que en algunas decisiones fue manipulado hábilmente.

          un saludo

          Me gusta

          • susana alanizo..... dice:

            Gracias por responder.. Yo humildemente expuse puntos donde Hurrem hizo cosas terribles y no por cuidar la sucesion al trono sino por su propia conveniencia….pero respeto que lo veas diferente. Yo tengo cabeza de mundo occidental, quizás por eso no admito la conducta de Hurrem También leí que no cosechó afectos en el Palacio….sólo contaba con quiénes la servían…..Limpiar el camino es matar a todos que se cruzaban en su camino?…es una forma de vivir. Mustafá también tenía enemigos y era inmensamente querido y respetado por el pù
            pueblo…por los ejércitos y aún por sus adversarios y enemigos. Es otra forma de vivir….. Hurrem decía: “nadie respira en este Palacio si que yo lo permita”…..eso la define claramente. Gracias nuevamente por haber respondido mis mensajes.Fue un gusto.

            Le gusta a 1 persona

            • El debate en historia son siempre subjetivos y uno tampoco es una eminencia en historia otomana y siempre busca aprender de los demás, así que igualmente respeto tu opinión y agradezco tus desarrollos y estas invitada a hacerlo siempre para que entre todos aprendamos juntos.

              El ascenso de Hürrem a Haseki supuso un golpe duro a la tradición otomana, ya que una mujer del serrallo hasta ese momento no podía alcanzar tal posición, evidentemente esto le granjeo numerosos enemigos, especialmente Mahidevran quien veía como le usurpaba su posición como favorita y madre del heredero.

              Hay que tener en cuenta que en los primeros tiempos del Imperio otomano, era muy habitual que la sucesión se convirtiese en una sangría y uno acabase directamente o indirectamente matando a sus hermanos ya que eran competidores y más aun si eran de otras madres. Así por ejemplo en el caso de la ascensión de Suleimán al trono su padre Selim I mato sucesivamente todos sus hermanos para que el mismo no tuviera problemas para heredar.

              De hecho en el fondo la muerte de Mustafa, un hombre válido y querido, se produce realmente porque suponía un problema sucesorio para Hürrem y sus aliados. No sabemos si Suleiman cayó en la trampa o era flojo de personalidad pero acabo ordenando la ejecución de su hijo.

              Evidentemente a Hürrem le gustaba controlarlo todo, pero desde mi punto de vista lo que buscaba era realmente garantizarse su supervivencia en ese entorno hostil y a la vez conseguir poder, ya que el poder es muy adictivo, evidentemente la sucesión no es lo importante para ella, pero en aquella época era el único medio para que una mujer tuviese poder real era conseguir la posición de madre del heredero, o así lo veo yo al menos

              un beso

              Me gusta

  9. Roxana dice:

    Gracias Miguel Ángel por tu aporte, es un gusto leerte….esta historia del Sultán Suleiman y Hurrem me ha impactado y tu me has aclarado varias cosas….saludos desde Buenos Aires.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s