El Bizantino constituye uno de los imperios más importantes de la historia de humanidad, ya que no solo heredo el esplendor del antiguo Imperio Romano, sino que se convirtió también en el baluarte de la cristiandad durante siglos, convirtiendo a la antigua Constantinopla en uno de los referentes para los seguidores de Jesús. Fue tal su poder económico y espiritual, que sus discordancias con el poder oficial de la iglesia de Roma conllevo a la creación de la Corriente Ortodoxa y su patriarcado ecuménico, que aun hoy en día sigue teniendo su sede en Estambul.

Los Bizantinos conscientes de su poder, dibujaron sobre las colinas del Cuerno de Oro un mar de fabulosas iglesias y monasterios, que irradiaban luz a todo el cristianismo, templos que tras la conquista otomana de la ciudad en el año 1453 fueron reconvertidos en mezquitas. Aunque el cambio fue radical, los nuevos conquistadores no borraron por completo el pasado bizantino y en ocasiones su patrimonio fue respetado como fue el caso de la Iglesia de Chora.

Iglesia de Chora

Cúpula de Chora  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

San Salvador de Chora o Cora es una de las iglesias más antiguas de la ciudad, siendo construida durante el reinado del Emperador Justiniano. Altar de excepción que sería transformado en mezquita en el año 1511 por Hadim Ali Pasha, gran visir del sultán Bayezit II, pasando a ser denominada como Mezquita de Kariye.

Esta transformación respetó gran parte de los elementos originales, incluida su decoración basada en mosaicos y frescos que es considerada como una de las obras culmen del arte bizantino. En el año 1945 fue secularizada y convertida en museo convirtiéndose en uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad.

museo de Chora

Interior del museo de Chora  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Inicialmente destinada a la fe monástica, su configuración actual en cruz griega no seria adquirida hasta el siglo XI, aunque la acción de los terremotos y la crisis iconoclasta habían alterado ya su forma y decoración original. Otra de las modificaciones más evidentes fue derivada de la prohibición otomana del sonido de las campanas y que finalizó con un minarete sustituyendo al campanario que se alzaba en sus momentos de esplendor.

Su conversión al Islam también motivó la ocultación bajo una pared de yeso de sus frescos, al no ser estos compatibles con la interpretación decorativa del Corán; así los mismos permanecieron escondidos hasta que la musealización del complejo los hizo salir del ostracismo.

Mezquita de Kariye

Vista Exterior de Chora  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

En el interior es donde Chora se luce. Sus mosaicos constituyen un libro ilustrado de la vida de Cristo y de la virgen María, aunque en un formato un pelín caótico. El edificio consta de tres partes principales: Nártex o vestíbuloNaos cuerpo principal de la Iglesia y el Paraclesion o capilla adyacente funeraria.

Mosaicos bizantinos Estambul

Mosaicos bizantinos en el interior de la iglesia de Chora  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

En el Nártex domina la narración de la vida histórica de la virgen María y su importancia en el desarrollo de su hijo (bautismo, nacimiento…). Jesús, por supuesto, aparece también representado como Cristo Pantocrátor, cuyo mosaico domina las miradas de todos los visitantes. Ya en la parte del Nártex exterior podemos encontrar la enigmática presencia San Pedro y San Pablo flanqueando el pasillo.

El Naos acoge varias cúpulas ascendentes pero su decoración se revela marchita ya que la herencia pictórica anterior se perdió durante los siglos y no ha llegado hasta nuestro días.

El Paraclesion, no solo guarda elementos funerarios derivados de su uso como lugar de enterramiento, sino que también es ornamentado en sus techos con gran profusión de escenas tomadas de la Biblia y la Torah, donde destaca la Anastasis o Resurrección que constituye una de las referencias del museo.

Museo de San Salvador de Chora (Kariye Müzesi)

El museo abre de 9.00h a 17h en invierno y hasta las 19h en verano, a excepción de los miércoles que cierra. Su acceso es complejo en parte debido a la enmarañada configuración del barrio histórico de Estambul y en parte por la ausencia de carteles orientativos adecuados, siendo lo más recomendable tomar un taxi desde Sultanahmet o Eminönü. Otra opción sería hacer uso de las lineas 31E, 37E, 38E or 36KE  de buses, que parten desde Eminönü y bajarse en la parada de Edirnekapi.

Iglesia de Chora, herencia del esplendor bizantino
Actualizado el 14 julio,2016.
Publicado por

Anuncios
comentarios
  1. esta bien la historia super bacana

    Me gusta

  2. me ayudo con las tareas me saque 10 punto mas le doy las gracias

    Me gusta

  3. Hesperetusa dice:

    Es la mejor iglesia de Estambul. Y al estar tan lejos de la zona turística, no tiene tantos visitantes como Santa Sofía.

    Me gusta

    • Si es muy bonita especialmente en lo que se refiere a la calidad de sus mosaicos, no se si se considerarla la mejor pero si al menos una de las mas ricas y completas y como bien dices esta menos masificada y por lo tanto puedes observar los detalles del arte bizantino con mayor tranquilidad y sin el estress de Santa Sofía

      La única pega que le veo es que el precio de la entrada es elevado, para lo que dura realmente la visita.

      Me gusta

      • Hesperetusa dice:

        Bueno, yo le dediqué bastante tiempo, la verdad.

        Sí, en cuanto a la mejor me refería a las pinturas y mosaicos, por construcción, aunque es interesante, no puede compararse con Santa Sofía, pero es que hay pocos edificios comparables.

        Todas las entradas en general me parecieron muy caras en Estambul, y creo que debe ser un precio “para turistas” porque dudo que los turcos paguen esas barbaridades. Y no admiten ningún carnet internacional, yo iba con el mío de profesora y no me sirvió de nada.

        Me gusta

        • Las entradas para los turcos es a mitad de precio, yo a veces me he hecho pasar por turco y ha colado. La verdad que es un poco abusiva el tema. Existen algunos sitios equilibrados en el precio, otros como el palacio de Topkapi son excesivos.

          Pues a mi se me hizo corta, quizás porque fui solo y eso me acelero. Quizás en temas de mosaicos los de Chora están mejor conservados y eso hace que el conjunto gane fuerza, la verdad que me hubiera gustado conocer Santa Sofía en su plenitud y así poder compararlos.

          Existen muchas iglesias que me han encantado en Estambul, pero es dificil valorarlas porque uno no sabe si te gustan porque no estas acostumbrado a ver las de otras corrientes o no. Por ejemplo me encantaba la de San Antonio de Padua en Taksim, pero creo que tras mi visita a Italia estas navidades la veo con otros ojos, ya que ese estilo que exhibe se repite por doquier por el país.

          Me gusta

  4. A nosotros nos encantó, estuvimos un buen rato y ¡gasté unos cuanrtos carretes! 🙂

    Me gusta

  5. @PatriRoj dice:

    Acabo de volver de Estambul y la Iglesia de Chora me ha encantado. Qué maravilla de frescos y de mosaicos, merece la pena desplazarse para visitarla.
    Un saludo, os sigo y os leo 🙂

    Le gusta a 1 persona

  6. […] mejor conservados de Estambul solo superados en talento por los mostrados en las paredes de Chora y Santa […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s