La sinagoga de Tofre Begadim conforma junto a la sinagoga asquenazí de Gálata, los elementos más singulares de la comunidad judía asquenazí de la ciudad de Estambul.

Candelabro judío

Candelabro de la Sinagoga Tofre Begadim  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Este antiguo templo fue construido en año 1893 con el esfuerzo económico de la comunidad asquenazí de sastres y bajo el auspicio del sultán Abdülhamid II. La sinagoga sirvió como centro de oración de forma discontinua, hasta que fue secularizada y reconvertida en el Centro de arte Schneidertempel. Hoy en día es utilizada como centro expositivo y de conciertos así como sede de otro tipo de eventos culturales, siendo junto a la vecina Sinagoga Zülfaris, sede del museo judío, las únicas sinagogas que pueden ser visitadas libremente sin permiso del rabinato.

Sinagoga Estambul

Lampara de la Sinagoga  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Se sitúa en la calle Felek Sokak en Karaköy, una pequeña callejuela poco atractiva que suele pasar desapercibida en las cercanías de la celebre escalera de Kamondo y en la retaguardia del hospital de San Jorge. Tras una lucida e imponente entrada, se abre un elogio al espacio donde la sinagoga se eleva en dos plantas para aprovechar el escaso espacio dejado por la estrechez del edificio. La restauración de la sinagoga volvió pura y bella a la misma, con un blanco níveo que acoge la amplia luz de sus frontales ventanales que parecen empeñados en dulcificar el interior.
Sinagoga turca

La sinagoga era uno de los principales activos de la comunidad asquenazí de la ciudad  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El material expositivo se entremezcla con los pocos objetos heredados de los tiempos de liturgia. Un candelabro ocupa la posición dominante del recinto, siendo bañado de color por los teñidos vidrios de una Estrella de David. El símbolo de los escudos israelitas se traza de nuevo con mayor ímpetu en una vidriera circular que domina el frontón central del altar y que se repite en su diseño en la planta superior. Las lamparas del recinto son magistralmente colocadas para jugar simbólicamente con las vidrieras y mediante el engaño visual parecen incrustarse en las mismas.

Entrada Sinagoga Tofre Begadim

Entrada a la Sinagoga  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

En definitiva un pequeño y sorprendente regalo para quien se deje llevar por las callejuelas de un barrio de plena vitalidad hebrea.

Sinagoga Tofre Begadim
Actualizado el 23 julio,2016.
Publicado por

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s